Agencias/Ciudad de México.- El pasado mes de mayo Blue Origin, compañía aeronáutica fundada por Jeff Bezos, lanzó una subasta para que una persona pudiera volar al espacio en la próxima travesía de la nave New Shepard. Junto al resto de la tripulación irá, además, el propio Bezos.

Así lo ha anunciado Blue Origin este lunes. El CEO de Amazon (que en julio dejará el cargo) y uno de los hombres más ricos del mundo, formará parte de la misión espacial que tendrá lugar el próximo día 20 de julio de este año. “Desde que tenía cinco años, he soñado con viajar al espacio. El 20 de julio, emprenderé ese viaje con mi hermano. La mayor aventura, con mi mejor amigo.”, ha confirmado Bezos en un post de Instagram.

En una publicación de Instagram el lunes temprano, el director general de Amazon dijo que él, su hermano y el ganador de una subasta en curso, irán a bordo de la nave espacial New Shepard durante su lanzamiento desde Texas el 20 de julio, cuando se conmemora la llegada del Apolo 11 a la Luna.

Bezos dijo a principios de febrero que dejaría el cargo de CEO de Amazon para dedicar más tiempo, entre otras cosas, a Blue Origin.

“Ver la Tierra desde el espacio, te cambia, cambia tu relación con este planeta. Es una Tierra”, dijo Bezos en la publicación de Instagram. “Quiero tomar este vuelo porque es algo que he querido hacer toda mi vida. Es una aventura. Es importante para mí”.

La subasta de un asiento libre en la New Shepard termina el sábado. La oferta ganadora hasta este momento es de 2,8 millones de dólares, con casi 6,000 participantes de 143 países.

El monto de la oferta ganadora se donará a la fundación de Blue Origin, Club for the Future, cuya misión es inspirar a las generaciones futuras a seguir carreras en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas y ayudar a inventar el futuro de la vida en el espacio.

La aeronave será lanzada el próximo 20 de julio desde la localidad de Van Horn (Texas), a unos 160 kilómetros al este de El Paso. La cápsula espacial está diseñada con amplias ventanas para disfrutar de las vistas en el espacio. Tras alcanzar el borde del espacio se podrán desabrochar los cinturones, para flotar durante aproximadamente tres minutos, antes del regreso hacia la Tierra.

El viaje, eso sí, será breve: unos diez minutos de acuerdo con las estimaciones de la propia compañía. Una vez esté toda la tripulación, despegará gracias al impulso de un cohete reutilizable, alcanzando unos 3.700 kilómetros por hora. Solo tres minutos más tarde ya podrán experimentar la gravedad cero, cuando el cohete y la cápsula separen sus caminos.

Justo un minuto después llegará el conocido como apogeo, la altitud más alta del trayecto (a unos 100 kilómetros de altura), por encima de la línea de Kármán, que separa la atmósfera del espacio exterior. Un minuto antes de llegar a tierra firme se desplegará el paracaídas con el que aterrizará la cápsula.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.