Funcionarios del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, del gobierno de Enrique Peña Nieto, en contubernio con líderes de sindicatos priistas obligaron a las empresas constructoras a comprarles material petreo y transportarlo de las minas al nuevo aeropuerto de Texcoco. También impusieron el precio de los materiales, en su mayoría de mala calidad, que no cumplía con las normas emitidas por las autoridades.

Por Fátima Monterrosa/Especial InsurgentePress/Ciudad de México.- Por órdenes del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, los encargados de suministrar y transportar 34 millones de metros cúbicos de tezontle, basalto, andesita y material pétreo de las minas a la obra del Aeropuerto de Texcoco, son el Sindicato de Trabajadores del Transporte y de la Construcción (SITRAM) y once más, agrupados en “Sindicatos Unidos Transformando México”, entre los que se encuentran la CTM, CROC, CTC, CEMENTOS, LIBERTAD Y SINATREC. Todos de filiación priista.

Prohibieron a las empresas contratistas comprar los materiales en otras minas ni acarrear con sus propios camiones.

La venta y transporte de material pétreo generó ganancias multimillonarias a los líderes de los sindicatos quienes llegaron a cobrar hasta 100 millones de pesos diarios por los 4 mil camiones que metieron a trabajar. Además la única manera que comprobaron la venta de materiales y número de acarreos fue por tickets y notas de remisión.

En el proyecto de construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México se consideró utilizar el ferrocarril para acarrear material pétreo, tezontle y basalto con el fin de reducir costos en la obra. Pero los funcionarios del Grupo Aeroportuario decidieron no usarlo a pesar que, desde el año pasado, el tren ya se encontraba en funcionamiento.

Desde hace muchos año, el ex director Corporativo de Construcción Lado Tierra del Grupo Aeroportuario, Raúl González Apaolaza, es aliado y socio de estos sindicatos. Siendo funcionario les permitió controlar la venta de material, el ingreso del transporte y el contrato colectivo de trabajo que les dejaba ganancias de 35 millones de pesos semanales denunció José Luis Moya, ex empleado de Grupo Aeroportuario.

Hace cinco años, Raúl González Apaolaza, junto con Máximo Telmo Reyes Vilchis y Ramón Humberto Ojeda Silva, fundaron el Sindicato de Trabajadores Prestadores de Servicios en Empresas Edificadoras y Operadores de Concesiones Federales de la República Mexicana. En la toma de nota del 1 de diciembre del 2013, otorgada por la Secretaría del Trabajo, González Apaolaza, aparece como secretario de actas del Sindicato; Reyes Vilchis, secretario general y Ojeda Silva, coomo secretario del exterior.

Y en el 2014, cuando Gónzalez Apaolaza fue nombrado director corporativo de infraestructura de Grupo Aeroportuario, sus aliados: Máximo Telmo Reyes Vilchis y Ramón Humberto Ojeda Silva crearon otro sindicato, el Sindicato de Trabajadores del Transporte y de la Construcción Similares y Conexos de la República Mexicana (SITRAM). Grupo Aeroportuario le otorgó al SITRAM la titularidad del contrato colectivo de trabajo y le permitió controlar todas las actividades en la obra del aeropuerto Texcoco.

Raúl González Apaolaza y Maximo Telmo Reyes Vilchis tienen una vieja amistad, se conocen desde que eran jovenes estudiantes. Jugaron en el mismo equipo de futbol americano y posteriormente trabajadron juntos. González Apaolaza fue jefe de Reyes Vilchis en la Secretaría de Educación de Hidalgo.

Por ello, el SITRAM controló el acarrero y transporte de todos los materiales a pesar de que el contrato colectivo firmado con Grupo Aeroportuario señala que “el sindicato reconoce que la dirección y administración de los acarreos corresponde exclusivamente al patrón”. Esto generó que otros sindicatos de la Ciudad de México y del Estado de México quisieran una tajada de los millones de pesos que se estaba llevando el SITRAM.

Aparecieron once sindicatos, la mayoría sin registro ante la Secretaría del Trabajo, se agruparon en “Sindicatos Unidos Transformando México”, encabezados por Hugo Bello y Ramón Fragoso, quienes pertenecen al sindicato Libertad, que se caracteriza por tener golpeadores.

El SITRAM permitió a los otros sindicatos el ingreso de 4 mil camiones para transportar material a cambio de una cuota del 20 por ciento del total de sus ingresos. Llegaron a realizar hasta 7 mil viajes diariamente.

Pero los líderes de los sindicatos, que en su mayoría han sido acusados de extorsión y de mandar a golpear a sus opositores, no se conformaron con tener el control del acarreo y venta de material.
En contubernio con funcionarios del Grupo Aeroportuario obligaron a los contratistas a incrementarles el precio de los materiales pétreos y la tarifa del transporte.

Los líderes de los sindicatos, Máximo Telmo Reyes Vilchis, Ramón Humberto Ojeda Silva, Hugo Bello y Ramón Fragoso promovieron paro de labores en el aeropuerto en Texcoco y la obra permaneció suspendida un mes y provocó retrasos en la construcción.

La estrategia les funcionó. El 26 de marzo del 2018, funcionarios de Grupo Aeroportuario, encabezados por Raúl González Apaolaza, representantes de las empresas COCONAL y CONSORCIO CARGIPROPEN, encargadas de construir las pistas 2 y 3, firmaron una minuta con los once sindicatos aceptando los incrementos.

El documento señala que el costo del tezontle puesto en obra pasó de 183 pesos a 195, el metro cubico…El costo de material de precarga, puesto en obra de basalto y andesita pasó de 280 a 300 pesos. La tarifa de acarreo para el transporte de material pétreo dado en metro cubico por kilómetro pasa de 2.85 a 3 pesos. La minuta firmada el 26 de marzo indica que los precios serían retroactivos al primero de enero del 2018.

El incremento repercutió en los costos de la obra del aeropuerto y el director de Grupo Aeroportuario, Raúl González Apaolaza se fue a celebrar a un restaurante exclusivo en la Ciudad de México con los líderes de la unión de sindicatos. Integrantes de “Sindicatos Unidos Transformando México” denunciaron que entregaban hasta 30 millones de pesos cada semana a Raúl González Apaolaza por dejarlos trabajar.

Los funcionarios del Grupo Aeroportuario también le permitieron a los sindicatos, colocar tezontle de mala calidad en las pistas del nuevo aeropuerto de Texcoco. Cientos de camiones transportaron polvo de tezontle y el material no cumplió con la medida de 4 pulgadas que exige la norma emitida por la Secretaría de Transportes y la Secretaría de la Defensa Nacional.

Los camiones ingresaron cargados de materiales sin ningún tipo de supervisión por parte de Grupo Aeroportuario ni de las empresas que se contrataron para realizar esta labor.

José Luis Moya, quien trabajó un año en Grupo Aeroportuario documentando la corrupción en la obra del nuevo aeropuerto denuncia que las pistas del nuevo aeropuerto empezaron a hundirse por la mala calidad del material que vendieron y transportaron los sindicatos.

El fin de semana, José Luis Moya entregó al Presidente Andrés Manuel López Obrador el expediente que acredita la corrupción en la construcción de aeropuerto de Texcoco.

20 comentarios

  1. Hijos de su…. ganancias semanales millonarias con razón no querían que se cerrara el proyecto si no se quedaban sin su minita de oro.

  2. Una vez más sus tranzas el pueblo ya esta cansado de este tipo de artimañas para robar. Basta de Corrupción.

  3. Hicieron una pequela tienda de raya con los proveedores!!!! En dónde está el equipo de fiscalización, para que sirvieron las auditorias!!! En todos los bancos cuando haces depósitos millonarios mandan alertas y te descuentan un chingo en comisiones e impuestos!!!! Se nota que protegen a unos cuantos. No MAMES!!! No Pinches MAMES!!! Ahora sí que no tienen madre estos cabrones

  4. Cerdos capitalistas, son una bola de puercos, que se enriquecen robando adiestra y siniestra, son unos vulgares rateros que no saben lo que es la honestidad y ganarse el dinero honradamente. Y se dicen lideres sindicales que cuidan los intereses del trabajador. Escupo su cara del Ascó que me dan este tipo de cagadas humanas.

  5. Ahora se de dónde la hija de Rosario Robles ponía sillas de 2 millones en las facturas de SEDESOL. Igual de descaradas y rateras como estos tipos

  6. Siempre se ha sabido que los líderes sindicales son unos rateros, siempre han explotado a los trabajadores y ellos se enriquecen con sus tranzas y raterías.

  7. Deberían de hacerles una inspección a sus empresas y fregarselos por hdp. Si ya tienen dinero hasta para 5 generaciones y no tienen llenadera los desgraciados.

  8. Que poca manera la de estos disque empresarios, son una bola de rateros. Lo bueno es que con AMLO los rateros del PRIAN se van a tener que joder y andar con cuidado.

  9. Como dicen que papelito habla, ya fueron entregadas las pruebas de la corrupción que rodea al famoso nuevo aeropuerto, ahora el gobierno que hago lo necesario para frenar este podredumbre

  10. Cárcel y sanciones para todo este grupo corrupto, no merecen que se les tenga alguna consideración!!!!!

  11. Qué bien que salga a la luz toda la inmundicia producida por la corrupción de unas cuantas persona, espero que otros periodistas tengan a bien a realizar su trabajo de informar cómo ud. Fátima Monterrosa.

  12. Excelente investigación Fátima Monterrosas, ojala el gobierno tome las medidas necesarias para parar con todo la corruptela que ha dejado el anterior gobierno.

  13. Cada vez que leo la nota me da coraje. Es increíble que a pesar de las evidencias nuestro nuevo presidente no está realizando algo o al menos una mención en las ruedas de prensa de la mañana. todo es felicidad y alegría pero cada vez que tocan el tema del NAICM pues en vez de hacerse bolas mejor que inicien las investigaciones. Me pregunto si revelando lo que hay de evidencias el precio de lso bonos seguirán en su nivel o se caerían más. A fin de cuentas tu compras deuda pero aquí se sirvieron con la cuchara con la que se hace el mole. Me canso ganso!!!

  14. Es una pena que las nuevas autoridades no inicien una auditoria en vez de estar peleando es que se hace, no se hace, que compramos bonos. Lo ideal es primero conocer los avancez, cuánto han gastado y si en verdad con peritos o expertos conocer si realmente corresponde a los precios. También el conflicto de intereses con Grupo Aeropeuertario. Hoy con el anuncio de que los vuelos internacionales se harán en Santa Lucía primero necesitamos saber en qué se gastó el dinero del Nuevo Aeropuerto

  15. Así es el sello de Peña Nieto, obras con materiales reciclados o de quinta a precios de importación de Dubai. Iba a pasar como en el paso exprés de cuernCuern, solo que peor, si pasaba un accidente en pista la culpa es de AMLO.

  16. Y las autoridades??? Sí López Obrador ya tenía esa información por qué no lo ha hecho público??? Para todos los que critican sobre la compra de bonos, si David Páramo y miles de periodistas más están haciendo ecos por los errores de no seguir con la construcción del Nuevo Aeropuerto pero se ve que es un cochinero de impunidad, corrupción en donde han hecho millonarios a pocas personas que tranquilamente ya se están comprando en el extranjero mientras las afores y los recursos públicos se tiraban como si fuera suyo. NO PUEDE PINCHE SER!!!!!

  17. Son unos perros malditos!!! Nada de perdón ni de olvido, son una bola de corruptos que se hacen millonarios a costa del erario público. No pagan impuestos, se hacen millonarios y mientras miles de personas en todo México son encarcelados por robar una lata de frijoles, arroz. Deberían de hacer algo!!!!

Comments are closed.