Agencias/Ciudad de México.- Una publicación de la revista Nature se han presentado pruebas de la presencia en las lampreas de un sistema nervioso simpático rudimentario, que se pensaba era exclusivo de los vertebrados con mandíbulas.

El hallazgo puede impulsar a repensar los orígenes del sistema nervioso simpático, que opera sin necesidad de pensamiento consciente y controla la reacción de lucha o huida: una respuesta fisiológica ante la percepción de daño, ataque o amenaza a la supervivencia.

Se cree que el sistema nervioso simpático evolucionó en los vertebrados con mandíbulas y, como vertebrados tales, se pensaba que las lampreas carecían de uno. Sin embargo, Marianne Bronner, del Instituto de Tecnología de California, y sus colegas han descubierto pares de haces de neuronas simpáticas que se extienden por el tronco de la larva de lamprea marina en una disposición en forma de cadena.

Este rudimentario sistema nervioso simpático se deriva de una estructura embrionaria llamada cresta neural, según muestran. La cresta neural es una población transitoria de células madre migratorias que da origen a muchas estructuras clave de los vertebrados.

Aunque muchas de estas características estaban presentes en los vertebrados ancestrales sin mandíbulas, generalmente se cree que otras, como las mandíbulas y el sistema nervioso simpático, surgieron más tarde, en los vertebrados con mandíbulas.

Los hallazgos aquí cuestionan la opinión de que el sistema nervioso simpático surgió en los vertebrados con mandíbulas y destacan la lamprea y otros vertebrados sin mandíbulas como modelos importantes para comprender la aparición de características complejas de los vertebrados.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.