Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- Florencia Serranía directora del Sistema de Transporte Colectivo (STC) ha sido cesada del cargo en medio de múltiples escándalos de negligencia operativa que precedieron el colapso del Viaducto elevado de la Línea 12 del Metro que arrojó un saldo de 26 muertos y 80 heridos en la alcaldía de Tláhuac, el pasado 3 de mayo.

Claudia Sheinbaum Jefa de Gobierno capitalino anunció que Guillermo Calderón Aguilera sustituyó a Serranía en la dirección de la STC con la encomienda de dar prioridad a la atención de deudos y víctimas de la tragedia, además, de la rehabilitación del Metro en la Ciudad de México.

“Queremos agradecerle su empeño y trabajo a la doctora Florencia Serranía, directora del Metro de la Ciudad de México, directora del Sistema de Transporte Colectivo Metro, este esfuerzo y empeño.

“Y a partir de hoy toma posesión de la dirección del STC el ingeniero Guillermo Calderón Aguilera”, dijo Sheinbaum en conferencia de prensa virtual.

Sheinbaum señaló que Calderón Aguilera es especialista en gestión de proyectos y procesos relacionados con el sistemas de transporte urbano.

Además, añadió, ha trabajado durante 15 años en proyectos de transporte público de la Ciudad de México.

Paralelamente, comentó Sheinbaum, Martín López Delgado ha quedado en calidad de encargado de despacho de Transportes Eléctrico (STC) en lugar de Calderón Aguilera.

En su intervención Calderón Aguilera expreso que seguirá las instrucciones de Sheinbaum para ofrecer un servicio eficiente a los usuarios del STC.

“Es un gran honor como ingeniero, como especialista en procesos y proyectos y después de 15 años al frente de importantes programas de transporte en la CDMX recibir hoy la encomienda de la jefa de gobierno al frente del Metro”, dijo Calderón Aguilera.

Una de las encomiendas, añadió Calderón Aguilera, es la atención prioritaria a deudos y víctimas del accidente de la L-12 del Metro.

La Comisión de Víctimas, agregó, ha conseguido avances importantes en ese tema.

El Metro es “la columna vertebral de la movilidad en la Ciudad de México, señaló Calderón Aguilera, es el medio de transporte en el que se realizan los viajes más rápidos y más largos.

La actual administración, precisó, ha canalizado recursos para garantizar la seguridad y eficiencia del servicio.

“Los esfuerzos en el Metro estarán concentrados en ese sentido, en ofrecer un servicio más seguro y eficiente, llevar a cabo la modernización de la estación Buen Tono, que es el centro neurálgico de suministro de energía para las líneas 1,2,3,4,5 y 6 y que se vio afectado desde el incendio de enero de este año”, indicó.

Antes de la pandemia, explicó, el Metro trasladaba a más de 5 millones de personas diariamente, y actualmente ha recobrado casi la mitad de esos usuarios que poco a poco retoman los viajes ordinarios.

Las líneas 1 a la 6 mantendrán una operación en “modo de contingencia, con menor capacidad en traslados por algunos meses, hasta concluida la modernización de la estación de Buen Tono”.

“Seremos siempre transparentes, transparentes sobre todo con nuestros usuarios”,

La defenestrada directoria de la STC Serranía literalmente ha permanecido al margen de las investigaciones y peritajes preliminares de la empresa noruega DNV sobre las causas que provocaron el colapso del Viaducto elevado de la Línea 12 del Metro a la altura de la estación ‘Los Olivos’, en la alcaldía de Tláhuac, al oriente de la Ciudad de México.

Durante la administración de Serranía se registraron un incendio en el Centro de Control 1 el 9 durante el mes de enero, además del choque de dos trenes en la estación Tacubaya, de la Línea 1, con un saldo de 1 muerto el pasado 10 de marzo.

Además, de cotidianas inundaciones, problemas en el sistema operativo de control de los convoyes del Metro que precedieron el colapso del Viaducto elevado de la L-12 del Metro.

Serranía colocó a un grupo de jóvenes, entre ellos, biólogos, químicos farmacéuticos, ingenieros industriales y gerente de proyectos de abarrotes, en cargos claves de las operaciones del Metro que ha registrado una veintena de accidentes entre 2019-2021.

Serranía avaló el nombramiento de jóvenes inexpertos y sin el perfil profesional, como lo marcan las normas, en cargos de responsabilidad para el funcionamiento, seguridad y mantenimiento de las 195 estaciones de las 12 líneas, edificios técnicos y talleres del Metro en la Ciudad de México.

El artículo 49 del estatuto orgánico de la STC Metro prohíbe que personas sin perfil profesional ni experiencia laboral ocupen cargos de alta jerarquía y responsabilidad.

Serranía ha pasado por alto esa norma en medio de la secuela de accidentes que ha registrado el Metro durante la actual administración en el Gobierno de la Ciudad de México.

Al respecto, Homero Zavala representante del Sindicato Mexicano de Trabajadores del Metro consideró que la designación de personas sin el perfil profesional ni experiencia ha impactado negativamente en las operaciones del Metro.

“Les llaman semilleros. Son gente que acaba de salir de la universidad, jóvenes, sí, con muchas ganas de trabajar y con todo el derecho de trabajar, pero no con la experiencia para estar en puestos de coordinación o de gerencias” afirmó Zavala.

En ese contexto, Fernando Espino líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del Metro denunció que el despido injustificado de ingenieros con experiencia desencadenó una serie de accidentes en el Sistema de Transporte Colectivo Metro en detrimento de la ciudadanía del Valle de México entre 2019 y 2021.

“Se viene a raíz del despido injustificado de ingenieros que tienen mucha experiencia, capacidad, trayendo personal que no cubre el perfil técnico, profesional, para ocupar estos puestos que son de alta relevancia nos ha traído como consecuencia una serie de fallas y que se han escalado desafortunadamente hasta tener un accidente, una desgracia, donde se perdieron muchas vidas de mexicanos”, comentó Espino.

Trabajadores del STC han interpuesto denuncias en la Secretaría de la Contraloría del Gobierno de la Ciudad de México (CDMX) contra de estos funcionarios por su responsabilidad directa en una veintena de fallas y accidentes en terminales del Metro.

En febrero pasado, los trabajadores acusaron al Gerente de Ingeniería del Material Rodante, Juan Carlos Pacheco Jiménez de haber comprado en más de 8 millones de pesos material defectuoso para los trenes del Metro.

“Lo acusan de haber expuesto la seguridad de los trabajadores y usuarios del metro al instalar refacciones viejas con nuevas que no eran compatibles y generaron que los trenes se separaran”, se desprende de la denuncia de los trabajadores.

Comentarios desactivados en Echa Sheinbaum a Florencia Serranía directora de Metro tras tragedia de L-12 en CDMX