Agencias/Ciudad de México.- Autoridades realizan esfuerzos para desmantelar los restos del Puente Francis Scott Key, el primer paso de un largo camino hacia la reapertura del puerto de Baltimore y el alivio de las perturbaciones en el transporte marítimo mundial y la economía local.

Las autoridades dijeron anoche que estaban deteniendo la búsqueda de los cuerpos de cuatro trabajadores de la carretera que se cree que se precipitaron al río Patapsco durante el colapso del puente, el más mortífero en Estados Unidos en más de una década.

La atención se centra ahora en eliminar las ruinas deformadas e irregulares de la estructura.

Enormes barcazas que transportaban grúas se dirigieron hacia Baltimore este jueves para comenzar el desafiante trabajo de retirar metal retorcido y concreto.

Funcionarios de la Guardia Costera de Estados Unidos dijeron ayer por la noche que las barcazas se dirigían al lugar donde el puente cruzaba el río Patapsco, pero no estaba claro cuándo llegarían.

La devastación en el lugar del colapso, que ocurrió cuando un carguero impotente lo embistió la madrugada del martes, es extensa.

Los buzos alcanzaron los cuerpos de dos hombres en una camioneta cerca del tramo medio del puente, pero los funcionarios dijeron que tendrían que comenzar a limpiar los restos retorcidos antes de que alguien pudiera llegar a los cuerpos de otros cuatro trabajadores desaparecidos.

Los buzos reanudarán la búsqueda una vez que se retiren los escombros.

“Ahora estamos pasando de un modo de recuperación a una operación de salvamento. Debido a la superestructura que rodea lo que creemos que son los vehículos y la cantidad de concreto y escombros, los buzos ya no pueden navegar ni operar de manera segura alrededor de eso”, dijo el Coronel Roland Butler Jr., superintendente de la Policía Estatal de Maryland.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.