Agencias/Ciudad de México.- Los argentinos están comprando bitcoines para protegerse de una inflación del 276% en lugar de precipitarse a cambiar pesos por dólares, poniendo fin a una estrategia atemporal que ha convertido al país propenso a las crisis en uno de los lugares con más billetes verdes del mundo.

Las compras de bitcoines en Argentina, una de las naciones con mayor nivel de adopción de criptomonedas en el mundo, se acercaron a su valor semanal más alto en 20 meses en la platarforma local de criptomonedas Lemon, la más popular entre los clientes minoristas del país sudamericano.

Los argentinos buscan formas de sobrevivir a una recesión y a una de las tasas de inflación más altas del mundo mientras el presidente Javier Milei implementa sus políticas de “terapia de shock” destinadas a reactivar la economía. Cambiar pesos por dólares, el principal activo de refugio durante décadas, ha perdido parte de su atractivo en los últimos dos meses, ya que el tipo de cambio paralelo comúnmente utilizado se ha fortalecido un 10% frente al dólar, mientras que el bitcóin ha subido casi un 60% frente al dólar durante el mismo período.

Lemon registró casi 35,000 transacciones de clientes para comprar bitcóin en la semana que finalizó el 10 de marzo, el doble del promedio semanal del año pasado. El comportamiento fue similar al de clientes de otras grandes bolsas de Argentina, como Ripio y Belo.

Uno de los principales factores detrás del fortalecimiento del peso en las últimas semanas es el férreo control que tiene Milei de la cantidad de dinero en circulación, impidiendo que crezca mientras el banco central reconstruye su reserva de dólares.

El volumen de bitcóin y ether se ha multiplicado por diez en lo que va de 2024 en comparación con el mismo período del año pasado en la billetera digital Belo, afirmó su director ejecutivo, Manuel Beaudroit, en una entrevista telefónica. Señaló que las compras de stablecoins —criptoactivos a menudo vinculados a monedas como el dólar estadounidense— han caído del 70% al 60% durante ese período a medida que el repunte del bitcóin atraía a más compradores.

“El usuario decide comprar bitcóin cuando ve la noticia de que la moneda está subiendo, mientras que con el stablecoin es más pragmático y muchas veces lo utiliza con fines transaccionales, como vehículo para realizar pagos en el extranjero”, señaló Beaudroit.

Argentina es uno de los dos primeros países del mundo, junto con Rusia, en envíos de billetes de dólares estadounidenses, según un documento de la Reserva Federal de 2012. La oficina de prensa de la Fed regional de Nueva York declinó proporcionar datos más recientes. Los ahorrantes del país sudamericano poseen unos US$200.000 millones en moneda estadounidense, una cifra solo superada por Estados Unidos y Rusia, según un análisis del economista argentino Nicolás Gadano basado en datos del banco central.

https://twitter.com/BitcoinAR/status/1772975918866120931

En medio del repunte del bitcóin, los argentinos se están deshaciendo de algunos de sus ahorros en dólares e iniciando opciones de inversión que les permiten, por primera vez en años, salvarse de la inflación.

Como consecuencia, en febrero se quintuplicaron las denuncias de estafas con criptomonedas, según Bitcoin Argentina, la principal organización no gubernamental del sector en el país.

“La desesperación de los argentinos por llegar a fin de mes y no perder sus ahorros los lleva a tomar decisiones apresuradas sin medir los riesgos, transformándolos en presa fácil para los estafadores”, dijo Gabriela Battiato, responsable del área legal de Bitcoin Argentina.

Previamente a través de la Resolución General CNV Nro. 994, publicada en Boletín Oficial el 25/03/24, la Comisión Nacional de Valores en Argentina (CNV) estableció un registro para Proveedor de Servicios de Activos Virtuales (PSAV), donde los exchanges y billeteras deberán rendir cuentas sobre sus operaciones con criptomonedas en el país.

La situación se da en medio de las exigencias mínimas requeridas por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI o FATF por sus siglas en inglés), que había establecido la fecha tope del 26 de marzo para fijar los parámetros de control con las empresas que operan con criptomonedas en el “país de la plata”.

La publicación indica además, que quedan exceptuados de la obligación de inscripción en el Registro, los Proveedores de Servicios de Activos Virtuales (“PSAV”) que realicen las actividades u operaciones que no superen, un monto equivalente a 35,000 Unidades de Valor Adquisitivo (UVAs) por mes calendario.

Quien no esté registrado, según la nueva normativa “deberá abstenerse de realizar en el país cualquiera de las actividades u operaciones comprendidas en el artículo”, asegura la publicación.

La aprobación de esta medida no se trata de algo sorpresivo, debido a que, inicialmente, ya había sido presentada por el Poder Ejecutivo desde el 2022. En abril de 2023 esta regulación obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados. Finalmente este 14 de marzo el proceso legislativo llegó a su fin con la media sanción que faltaba.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.