Agencias/Ciudad de México.- Las autoridades sanitarias están en alerta por el brote de influenza en el departamento de Santa Cruz, en el este de Bolivia, donde buscan frenar la propagación del virus con medidas de bioseguridad y vacunación, informó el director del Servicio Departamental de Salud de Santa Cruz, Jaime Bilbao.

“Estamos en una emergencia, los casos de influenza han aumentado abruptamente, sobre todo las últimas dos semanas que tenemos más de 645 casos, lo que hace es que hemos pasado el año con más de 1.000 casos, tenemos 1.163 casos ahora”, explicó, en contacto con la prensa local.

El aumento abrupto de casos positivos preocupa a las autoridades de esa región, porque las cifras de contagio podrían escalar si no se toman algunas medidas preventivas como la habilitación de filtros en los colegios y la implementación de medidas de bioseguridad.

“Hemos tenido contagios abruptamente en las últimas dos semanas que nos preocupan”, expresó.

Bilbao recomendó a la población que tome los mismos recaudos que se aplicaron durante la pandemia por el COVID-19 como el uso obligatorio de mascarillas.

“Hemos tenido una reunión con la Dirección Departamental de Educación, porque es importante tener los filtros y la bioseguridad en las unidades educativas”, puntualizó.

La influenza A (H3N2) es la variante que circula actualmente en Bolivia y que ya provocó la muerte de una menor de nueve años el pasado 25 de marzo, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Para la época invernal entre mayo y junio, las autoridades bolivianas también prevén el aumento de las infecciones respiratorias agudas como el virus sincitial respiratorio y el COVID-19, por lo que se procederá a la vacunación de la población.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.