Agencias, Ciudad de México.- El dos veces ganador de la Copa del Mundo Ronaldo Nazário acordó el lunes vender su participación del club de fútbol brasileño Cruzeiro.

Compró parte del endeudado equipo en 2021 por unos 78 millones de dólares y, según los informes, lo está vendiendo por casi 117 millones.

El astro brasileño comenzó su carrera en el club con sede en Belo Horizonte, pero como propietario fue acusado por los aficionados de no invertir tanto como prometió. Acusaciones similares se hicieron en su contra como propietario del Real Valladolid en la segunda división de España.

“Sé que la mayoría de los aficionados están agradecidos conmigo por devolver al Cruzeiro a la escena nacional e internacional. Mi objetivo fue alcanzado”.

El nuevo propietario es Pedro Figueiredo, un multimillonario y fanático del club, quien señaló en conferencia de prensa que le tomará 10 años pagar las deudas del club.

Ronaldo habría adquirido su participación en una operación comercial conocida como SAF, en clubes que a menudo están al borde de la bancarrota. Tal movimiento separa a los rentables departamentos de fútbol del resto del club, que permanece bajo el control de sus asociados.

Cruzeiro acumuló campeonatos en las últimas dos décadas, pero estuvo en la segunda división de Brasil y con posibilidad de desaparecer debido a su gigantesca deuda, que ascendía a más de 200 millones de dólares.

Con su adquisición, Ronaldo ayudó al club a mantenerse a flote durante sus peores días.

El campeón en el Mundial de Corea y Japón 2002 anticipó que, después del acuerdo alcanzado con Lourenço, piensa en tomarse un tiempo “sabático” hasta que “aparezca alguna cosa por ahí”, en aparente alusión a algún negocio que surja en su país natal.

“Probablemente en el futuro haré algo relacionado con la industria del fútbol, solo intentaré ser más responsable de aquí en delante en los próximos proyectos”, manifestó.

Ronaldo decidió comprar el Cruzeiro cuando este estaba en la segunda división del Campeonato Brasileño y “al borde” de la quiebra, con deudas por “1.300 millones de reales” (250 millones de dólares o 240 millones de euros al cambio de hoy).

Consiguió ascenderlo a la primera división, aunque el año pasado el cuadro celeste casi vuelve a perder la categoría, lo que empezó a generar un clima negativo hacia su figura como máximo dirigente del club.

Las críticas han seguido este año después de perder la final del Campeonato Mineiro ante el máximo rival, Atlético Mineiro, y del mal arranque en la fase de grupos de la Copa Sudamericana.

Asimismo, Ronaldo también ha sido cuestionado como presidente del Real Valladolid, que esta temporada está luchando por volver a la máxima categoría del fútbol español.

Los hinchas del Cruzeiro demostraron que estaban emocionados por la salida de Ronaldo.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.