Agencias/Ciudad de México.- La ola de calor sin precedentes que azota estos días la costa oeste de Canadá y Estados Unidos con temperaturas cercanas a los 50 grados centígrados, dejó más de un centenar de muertos en ambos países, según datos de fuentes oficiales.

En Canadá, las autoridades de Columbia Británica explicaron que las temperaturas extremas fueron responsables de un aumento inusual de las muertes en los últimos días, hasta el punto de que consideran la ola de calor como un riesgo superior al COVID-19.

La directora forense de esa provincia, Lisa Lapointe, señaló en un comunicado que entre el 25 y el 28 de junio, coincidiendo con la ola de calor, hubo un exceso de cien muertes respecto a la media de fallecimientos en esta época del año.

En ese sentido precisó que el promedio de muertos entre esas fechas debería haber sido de 130, pero que se disparó a 233.

La situación es también grave en Estados Unidos aunque la ola de calor provocó por el momento menos fallecidos -doce- que en su país vecino.

Esto según un recuento de Efe basado en diferentes fuentes oficiales de los estados de Washington y Oregón, los más afectados hasta la fecha por las altas temperaturas.

En el estado de Washington, fronterizo con Canadá, las oficinas forenses de los condados de King y Snohomish informaron de dos y tres decesos, respectivamente, debido a la hipertemia, una condición en la que el cuerpo humano se sobrecalienta peligrosamente, por golpes de calor.

Además, funcionarios de Bremerton, una ciudad en ese mismo estado, dijeron este miércoles que el calor puede haber contribuido a cuatro muertes, de acuerdo al diario local Kitsap Sun.

En Oregón se registraron también tres fallecimientos por las altas temperaturas, según fuentes oficiales.

La “cúpula de calor” que provocó este desastre en la costa oeste de ambos países empezaron a moverse hacia el interior, a tenor de las temperaturas registradas en otros estados estadounidenses y provincias canadienses.

En Canadá, este fenómeno atmosférico se está desplazando hacia el este, a las provincias de Alberta y Saskatchewan.

Alberta, que es vecina a Columbia Británica, ya empezó a registrar temperaturas récord para la provincia

Mientras tanto, el termómetro en el estado de Idaho  fronterizo con Washington y Oregón, superó los 40 grados centígrados.

Esta “cúpula de calor” es esencialmente una montaña de aire caliente asociada a la presión alta que “se quedó atascada” en la costa oeste de ambos países, aclaró a Efe la portavoz de la organización medioambiental Climate Power, Antonieta Cádiz.

En medio de este panorama, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este miércoles una subida temporal del sueldo de los bomberos contratados por el Gobierno federal a un mínimo de 15 dólares la hora, en un intento de contener el impacto de los incendios en el oeste del país.

La medida llega mientras al menos 36 incendios arden en estados como California, Oregón, Washington, Colorado y Arizona; en muchos casos alimentados por la intensa ola de calor que golpea la costa oeste del país.

“Tenemos que actuar, y actuar rápido. Ya vamos tarde”, dijo Biden durante una reunión virtual con los gobernadores de ocho estados del oeste: California, Oregón, Washington, Colorado, Nevada, Nuevo México, Utah y Wyoming.

Biden volvió a vincular la ola de calor con la crisis climática, que a su juicio ha convertido los incendios en un problema que “ya no es estacional, sino del año entero”, por lo que su Gobierno ha permitido que los bomberos que trabajan en terrenos federales mantengan su puesto más allá de la temporada estival.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.