Agencias/ Ciudad de México.- No han pasado ni diez años del final de Gossip Girl que la serie se prepara para volver a las pantallas. Pero no con una secuela o continuación poniéndonos al día de las superficialidades cotidianas de sus protagonistas a través de los chismes de una bloguera popular, sino que la serie juvenil regresa con un reboot formado por nuevos adolescentes ricos y malcriados en la opulencia de la jet set de Manhattan.

Y a juzgar por su tráiler, estamos a punto de ver una serie que repite más de lo mismo, desde el argumento, al perfil de los personajes, estética y tramas.

El vestuario no es lo único que ha cambiado en el reboot de ‘Gossip Girl’. Los protagonistas de la serie se pasean en ropa deportiva por las calles del Upper East Side, rompiendo así la norma de Blair Waldorf de que “las mallas no son pantalones”, y también son mucho más liberales en cuestiones de sexualidad e identidad de género.

Cuando se anunció este proyecto, se adelantó que el nuevo elenco sería mucho más diverso y ‘queer’ que el original para adaptarse a los tiempos que corren. Los pocos afortunados que han tenido la oportunidad de ver los primeros episodios antes del estreno el próximo mes de de julio pueden corroborar que incluyen escenas mucho más explícitas que las que nos regalaron en su momento Serena van der Woodsen y compañía.

Según el portal Page Six, en una de las primeras secuencias el antiguo actor Disney Thomas Doherty, que interpreta a Max Wolfe, aparece besando a una chica mientras otro joven les toca a ambos de forma seductora y el personaje de Audrey Hope, a quien da vida Emily Alyn Lind, inicia un encuentro sexual con un compañero de instituto en medio de club mientras mira fijamente a otra persona.

Aunque habrá que esperar unas semanas más para comprobar si realmente la trama llegará cargada de erotismo, por el momento la polémica está servida.

Gossip Girl sacudió los cimientos del género juvenil en 2007 al poner sobre la mesa una trama de adolescentes adulta. Drogas, intento de suicidio, alcohol, adicciones y libertinaje sexual, enmarcados en un escenario de superficialidad perfecta, de ropa de diseñador, vestidos de ensueño, joyas costosas y brunches despreocupados. Y en el centro, un puñado de protagonistas millonarios con el mundo a sus pies, pero convertidos en marionetas de la exposición mediática de la bloguera de los chismes del barrio.

La serie fue un éxito y sirvió de lanzadera profesional a sus protagonistas, sobre todo a Blake Lively, quien gracias al personaje de la imperfecta Serena van der Woodsen se coló en Hollywood como icono de moda de la noche a la mañana.

La serie apostó fuerte por la ambigüedad adulta de sus personajes a través de escenas sexuales candentes y una campaña promocional centrada precisamente en ello. Aun recuerdo el revuelo que causaron los carteles promocionales de la primera temporada, con Blake Lively junto a sus compañeros masculinos sugiriendo tensión sexual entre los tres. Era una imagen que sacaba de contexto una arco dramático de la serie, pero lo exageraba para la exposición promocional. Y funcionó. Se habló de ello y causó curiosidad suficiente como para diferenciarla de otras series juveniles.

Ahora, el reboot recurre a la misma baza para aparentemente exagerarla, explotando la vertiente sexual así como vimos en el tráiler de la cuarta temporada de Élite. Y a juzgar por el tráiler, no solo exprimirán la faceta sexual de sus protagonistas adolescentes, sino también todos los elementos de la serie principal.

En el tráiler de HBO Max vemos a otro grupo de adolescentes de la élite de Manhattan que viven la división y el drama que provoca la introducción de una recién llegada, además de arcos sexuales, tríos amorosos, y competencia por el liderazgo social, siempre vestidos de gala o con los mismos uniformes. Básicamente lo mismo que vimos en la serie original de principio a fin. Y entre medias, una nueva “gossip girl” adaptada a las redes sociales años más tarde. Si en la serie madre la reina de los chismes de Manhattan era una bloguera (que resultaba ser un hombre cuando se revelaba la identidad al final de la serie con una de las peores revelaciones de los últimos años), ahora la serie se adapta y el personaje recurre a Instagram.

Se supone que estamos ante una nueva generación del Upper East Side de Manhattan, o al menos eso aseguran sus creadores a EW, pero en el tráiler no vemos nada nuevo. Solo más sexo, más diversidad con la representación a través de personajes homosexuales pero la misma trama de antes. El reboot nos vende una adaptación renovada a través del uso de Instagram, pero hasta la voz original de “gossip girl” es la misma de antes: la actriz Kristen Bell (Veronica Mars, Frozen).

Que tengamos reboots de Salvados de la campana, Sensación de vivir, Expediente X, Karate Kid (con Cobra Kai) o próximamente de Aquellos maravillosos años, es comprensible. Son series que causaron sensación hace varias décadas, que calaron hondo y dejaron huella, por lo tanto, sus retornos a la pantalla juegan con la ventaja de la nostalgia, un motor infalible en la industria del entretenimiento a la hora de convocar a una audiencia del pasado y la curiosidad de nuevas generaciones.

Sin embargo, aquellos que vimos la serie original descubrimos en el tráiler un reboot que no innova, y que al no haber dejado que pase el tiempo suficiente, no cuenta con la ventaja nostálgica a su favor. Parece más de lo mismo, una farsa artística por vendernos algo nuevo cuando en realidad apunta a repetir la historia que ya vimos hace apenas unos años.

Este reboot se estrenará en HBO Max el 8 de julio que, de momento, solo está disponible en EE.UU.

Comentarios desactivados en Incluye reboot de Gossip Girl escenas de sexo en lugares públicos