Agencia/InsurgentePress, Ciudad de México.- El Monterrey rayó en lo ridículo al quedar eliminado en la Fase de Grupos de la Liga de Campeones de la Concacaf y consumar el que debe ser el mayor fracaso de su historia.

Los Rayados perdieron otra vez contra el Árabe Unido de Panamá y quedaron fuera de la Concachampions, un torneo del cual fueron tricampeones, pero actualmente están al mismo nivel del Don Bosco de Haití, es decir, eliminados en la primera ronda.

Cuando los albiazules ligaron aquellos tres títulos entre el 2011 y 2013 sólo perdieron tres partidos de los 34 que disputaron, pero en esta edición los dirigidos por Antonio Mohamed perdieron dos de los tres que han jugado y están fuera.

Anoche, los Rayados cayeron por 2-1 en el Estadio Maracaná para quedar matemáticamente sin posibilidades de clasificar.

El Árabe Unido llegó a nueve puntos por tres de los Rayados, que todavía tendrán que jugar el 28 de septiembre contra el Don Bosco, pero será de mero trámite.

El Monterrey entró al partido con la obligación de ganar por dos goles de diferencia o por uno de ventaja, siempre y cuando anotaran tres tantos o más, todo con el fin de mantenerse con vida, aunque nunca se les notó esa urgencia.

Obligado por las ausencias de José Basanta, Dorlan Pabon y Rogelio Funes Mori, además de no poder utilizar al delantero Alberth Elis, Mohamed recurrió a una alineación nueva como ha sido la costumbre todo el semestre y el equipo no carburó.

Eso sí, pese a las bajas, el Monterrey tenía un plantel superior al de los canaleros. Los regios tenían jugadores de nivel de selección y bien pagados contra un grupo de 10 panameños y un portero dominicano. Por eso, lo sucedido califica como un papelón.

Desde que inició el juego los panameños fueron superiores durante el primer tiempo en el que sacaron ventaja de un gol para poner en jaque a los Rayados. Los subestimados Josimar Gómez, Joseph Cox y José González desquiciaron a la zaga rayada que nunca les tomó la distancia.

Cox puso el 1-0 a los 43 minutos tras rematar en una jugada de tiro de esquina aprovechando la pasividad de César Montes.

Lejos de mostrar alguna reacción, el Monterrey salió “dormido” para el segundo tiempo y antes de que se cumpliera un minuto de juego, González anotó el 2-0 tras driblar a Montes, Walter Gargano e Hiram Mier, para luego vencer a Domínguez.

A pesar del gol de Montes a los 57 minutos, el Monterrey no mostró más que intentos individuales, tan pocos como inútiles.

Por si fuera poco, Edwin Cardona abandonó el juego lesionado y los Rayados terminaron jugando en ataque con Yimmi Chará, Alfonso González y los novatos Ángel López y Santiago Rivera.

Irremediablemente, el Monterrey terminó escribiendo una página negra. Resulta que el club ha vivido malos momentos a lo largo de su historia y sufrido dolorosas derrotas, pero ninguna como la de anoche. Pasó del sublime tricampeonato al ridículo.

Con información de Reforma.

Comentarios desactivados en Hace Monterrey el ridículo en la Concachampions