Agencia/InsurgentePress, Guanajuato.- Diputados locales urgieron a la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato terminar una indagatoria para conocer el monto total empleado para construir la nueva sede legislativa, cuyo presupuesto se disparó 530 por ciento, y fincar responsabilidades por presuntas irregularidades en el manejo de los recursos.

Eduardo Ramírez Granja, legislador de Movimiento Ciudadano, mencionó que existen muchas dudas sobre la inversión final para terminar el recinto, que fue estrenado incompleto, con una sesión solemne de instalación del segundo año de ejercicio de la actual Legislatura.

“El órgano de fiscalización tiene que entregarnos cuentas, ya la pedimos. En la Junta de Gobierno se solicitó y tengo entendido que se está realizando (la auditoría) pero hemos estado apurándolos porque se ha retrasado”, dijo.

El legislador criticó que el monto de inversión se disparara 530 por ciento, al pasar de 130 millones de pesos, el presupuesto fijado en 2008, a 860 millones.

“Considero que se excedió el gasto que se tenía presupuestado, pero tomando en cuenta que se llevó casi nueve años, se tenía que incrementar forzosamente. Una obra que se va atrasando va incrementando su costo, eso es indiscutible, los materiales van subiendo de precio, pero todo eso puede salir detallado en una auditoría”, comentó.

Ramírez Granja destacó que existe presunción de irregularidades cometidas en la aplicación de los recursos para la nueva sede, pero insistió en que se debe clarificar en la indagatoria que realiza la Auditoría estatal y que abarca tres Legislaturas.

“Hemos estado pidiendo que se nos entregue todo el informe, esto viene de tres Legislaturas, y no podemos señalar responsables sin pruebas, no sabemos quiénes no cumplieron con plazos, no sabemos en qué Legislatura existieron presuntas irregularidades. Se debe rendir cuentas y en caso de detectarse irregularidades castigar a los responsables”, insistió.

REFORMA publicó que el nuevo recinto legislativo fue estrenado pese a que la obra está sin terminar y al aumento en la inversión.

El coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso local, Rigoberto Paredes, criticó el cambio de recinto sin estar concluido.

Para el priista, no había prisa en mudarse a la nueva sede ubicada en el cerro de Las Enredaderas.
“Decían que tenía el avance del 97 por ciento pero más bien es al revés, falta 97 por ciento para acabar el edificio. ¿Por qué tanta prisa si bien lo pudimos hacer (el traslado) en enero?”, cuestionó.

Respecto al incremento en los costos de la obra, dijo que su bancada exigirá que la auditoría que se practica, sea concluida y se presenten los resultados.

Paredes mencionó que el principal promotor para realizar el cambio al nuevo Palacio Legislativo sin estar concluido fue el coordinador de los diputados locales del Partido Acción Nacional (PAN), Éctor Ramírez.

Con información de Mural.

Comentarios desactivados en Gastan en construcción de Congreso 850 millones de pesos en Guanajuato