Agencias/Ciudad de México.- La Justicia boliviana dictaminó detención domiciliaria y arraigo para dos sacerdotes y exaltos cargos de la orden de la Compañía de Jesús en Bolivia, imputados por encubrir al menos 85 abusos de menores, informó el exjesuita y uno de los denunciantes Pedro Lima.

“Hoy [el 28 de marzo], la jueza ha dictaminado en este caso terrible y doloroso para el país, arraigo migratorio y detención domiciliaria para las dos autoridades y exmáximas autoridades, no solo en Bolivia, recordemos que Marcos Recolons fue el segundo hombre al mando de los Jesuitas a escala mundial”, explicó brevemente a la prensa local.

Los sacerdotes Marcos Recolons SJ (81) y Ramón Alaix SJ (83) fueron imputados por la Fiscalía boliviana por encubrimiento de al menos 85 abusos sexuales cometidos por Alfonso Pedrajas, entre los años 1972 y 2000, cuyo proceso quedó extinguido por su fallecimiento en 2009.

“Es un paso muy importante en este proceso…”, destacó Lima, en la ciudad de Cochabamba (centro), donde se desarrolló la audiencia judicial.

El 30 de abril de 2023, el diario El País de España reveló en un reportaje que el jesuita español Pedrajas abusó de al menos 85 menores en Bolivia, cuando fungió como director de colegios católicos y centros para menores en conflicto con la ley.

La prueba de los abusos era el mismo diario de Pedrajas, que fue hallado por uno de sus familiares entre sus pertenencias dejadas tras su muerte.

El caso se trata de la primera comparecencia de altos cargos de la Compañía de Jesús en Bolivia, que pertenece a la Iglesia católica, ante la justicia y genera expectativa porque podría ser el principio para investigar otras denuncias.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.