Agencias/Ciudad de México.- Una tumba bien conservada, que data de la dinastía Han Occidental (202 a. C.-25 d. C.) e incluye un calendario astronómico en tablillas de madera, ha sido descubierta en el suroeste de China.

El Instituto de Investigación Arqueológica y de Reliquias Culturales de Chongqing desarrolla el proyecto de excavación que deparó este hallazgo, en el distrito de Wulong en la municipalidad de Chongqing.

Según Huang Wei, líder del proyecto arqueológico, como parte de este proyecto se descubrió recientemente una colección de tumbas que datan de la dinastía Han (202 a. C.-220 d. C.) hasta el período de las Seis Dinastías (222-589). Entre ellos, la tumba que data de la dinastía Han Occidental fue la más importante, y de la tumba se desenterraron más de 600 preciosas reliquias culturales, como artículos de laca, artículos de madera, artículos de bambú, cerámica y artículos de bronce.

Debido a que la tumba se llena de agua durante todo el año, permanece intacta y ilesa, y los objetos funerarios de la tumba están bien conservados.

“Lo emocionante de este descubrimiento no es sólo la gran cantidad de artefactos desenterrados, sino también la lista de elementos funerarios que contienen un calendario preciso, que se ha verificado como 193 a. C., lo que proporciona claridad sobre el período de entierro de la tumba. “La tumba muestra la posición prominente del propietario de la tumba”, dijo Huang, citado por Xinhua.

La lista de objetos funerarios encontrados en la tumba es completa y registra claramente el nombre, cantidad y tamaño de los objetos funerarios.

La tumba descubierta esta vez es la que contiene la mayor cantidad de madera lacada y artículos de bambú jamás encontrada en el curso superior del río Yangtze en China, dijo Bai Jiujiang, director del Instituto de Investigación Arqueológica y de Reliquias Culturales de Chongqing.

De acuerdo a la información disponible públicamente, también es la tumba más antigua de la dinastía Han Occidental encontrada en China, con un año claramente registrado, según Bai.

Según los arqueólogos, este es un importante descubrimiento arqueológico sobre las dinastías Qin y Han en la cuenca del río Wujiang, y ofrece evidencia física e importantes materiales de investigación básica para futuros estudios de las costumbres funerarias y el análisis comparativo de artefactos famosos de principios de la dinastía Han Occidental.

Los resultados de este descubrimiento se publicaron en la revista científica Quaternary Internacional y, según la Administración Nacional de Patrimonio Cultural chino, se trata de uno de los hallazgos más importantes de este siglo para toda la región.

En este sentido, el subdirector de la Administración Nacional de Patrimonio Cultural, Guan Qiang, se refirió a este trabajo. “Estos descubrimientos son de gran importancia para comprender la historia y la cultura de los pueblos austronesios”, indicó y luego añadió: “Nos ayudan a entender cómo estos pueblos utilizaron los recursos marítimos y cómo se extendieron por todo el mundo”.

Cabe destacar que los investigadores chinos planean seguir trabajando en otros sitios austronesios en la isla de Pingtan, así como también en otras partes del sureste de China para descubrir más sobre la historia de esta población.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.