Home Noticias Estados Nacional Descarta López-Gatell nuevo confinamiento en tercera ola de Covid-19 en el País
julio 20, 2021

Descarta López-Gatell nuevo confinamiento en tercera ola de Covid-19 en el País

Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- Hugo López-Gatell subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud descartó un nuevo confinamiento o cierre absoluto de actividades laborales durante la tercera ola de Covid-19 debido al prolongado desgaste socio-económico y psicológico que ha sufrido la ciudadanía en el País.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional López-Gatell explicó que la  perspectiva del manejo epidémico ha cambiado a lo largo del proceso en México y el mundo.

La llegada de la epidemia, recordó López-Gatell, obligó a ganar tiempo para reestructurar particularmente las capacidades hospitalarias en el País.

“En países que teníamos muy deteriorado el sistema de salud, es el caso de México, al arranque de la epidemia, lo hemos comentado también mucho, era indispensable tener una mitigación inmediata, lograr aplanar la curva, de lo que se habló muchísimo durante 2020.

“Para que nos diera tiempo de adquirir los ventiladores, todo el material, entrenar a los médicos, que teníamos un déficit enorme, contratarlos, contratamos más de 50 mil personas, etcétera. Necesitábamos, era indispensable aplanar la curva”, reflexionó.

Dieciocho meses después, del inicio de la epidemia, agregó,  tenemos un escenario sustancialmente diferente con varias lecciones aprendidas.

Entre ellas, señaló,  un protocolo de reconversión hospitalaria establecido con lineamientos desde julio de 2020.

Además, comentó, el Gobierno adquirió distintos materiales, equipos, ventiladores, entrenaron unidades de atención y ahora existe la capacidad de reactivar hospitales sustancialmente más eficientes en el País.

“Eso no quita la necesidad de hacer medidas de mitigación, de reducir el riesgo, pero desde luego nos pone en una situación mucho más conveniente.

“Por el otro lado, tenemos una sociedad desde luego cansada, fatigada, de tener estos largos meses de epidemia. Lo que uno le puede pedir a la sociedad en términos de reducción de la movilidad no es lo mismo hoy a lo que era en febrero de 2020.

“Tratar de forzar la situación cuando ha habido importantes efectos en la vida pública, económicos, sobre todo para las familias que tienen mayor escasez de recursos -no olvidemos que más de la mitad de la población de México vive en condiciones de pobreza y no podemos forzar las cosas y que la gente siga sufriendo la adversidad social y económica- tiene consecuencias económicas generales para el País y también no es conveniente forzarlo”, sostuvo.

Un ejemplo particular es la educación pública, añadió López-Gatell,  ha tenido consecuencias emocionales y psicosociales sobre la juventud y niñez producto del prolongado confinamiento.

“Por todas esas razones también el confinamiento no puede ser tan severo, tan estricto, como lo fue al inicio, cuando tuvimos la Jornada Nacional de Sana Distancia”, específico.

El balance entre confinamiento para reducción de  contagios, indicó, y el desconfinamiento para evitar el daño social requiere de un equilibrio dinámico continuamente en revisión en el País.

“Ahora, afortunadamente, y es lo que detallamos el martes pasado y hoy lo acabamos de mencionar, la enfermedad en los países que tenemos alta cobertura de vacunación ya no es una enfermedad que tiene un comportamiento tan virulento.

“Puede seguir causando enfermedad grave, que no haya duda, puede seguir causando la muerte, pero la proporción de la sociedad que se ve afectada afortunadamente ya no es tan grande, precisamente porque la mortalidad y la gravedad se redujeron como producto de la vacunación y una amplia cobertura en las personas de mayor riesgo”, afirmó.

Las nuevas medidas sanitarias, precisó López-Gatell,  excluyen cierres absolutos similares a las aplicadas durante el  inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia.

También, ha sido reestructurado el tema del semáforo de riesgo Covid-19 para las diversas entidades del País.

“El jueves pasado presentamos ante el Consejo Nacional de Salud la iniciativa de modificación de ciertos aspectos de la metodología del semáforo de riesgo Covid.

“Porque ya incluso en el color más alto de la escala ya no implica cierres absolutos, ya hay actividades públicas, en particular la educación, que no serán sujetas a cierre en el mismo contexto que fueron consideradas las actividades económicas esencial cuando el confinamiento fue severo”, desglosó López-Gatell.

En la región turística de Quintana Roo, ejemplificó López-Gatell, habrá espacios públicos  abiertos en medio del crecimiento de la epidemia con nuevas medidas de seguridad sanitaria.

En ese contexto López-Gatell aclaró que el fármaco de paroxetina no previene la Covid-19 al igual que el resto de medicamentos a diferencia de las vacunas hasta ahora el único antídoto contra el virus.

“Sobre los riesgos de que la vacuna pudiera afectar a personas adultas mayores que tienen enfermedad cardíaca o recuperación de cirugía cardíaca o cualquier otra situación, no hay ningún sustento científico.

“La vacuna se puede utilizar y de hecho se debe utilizar con mayor énfasis precisamente en las personas que tienen comorbilidades: diabetes, hipertensión, obesidad, enfermedad cardíaca, enfermedad pulmonar, con mayor razón deben vacunarse”, indicó.

Además, dijo que es falso totalmente que las vacunas provoquen alguna alteración reproductiva o de fertilidad o función sexual u otro tipo.

“Deben vacunarse las personas jóvenes, como ya mencionamos, para reducir sus riesgos”, afirmó.

López-Gatell alertó que un 97 por ciento de personas actualmente hospitalizadas corresponden al grupo de menores de 52 años que no han sido vacunadas en el País.

“Podemos ver que se ha recorrido seis a siete años la distribución de edad, hoy está afectando predominantemente a las personas jóvenes.

La mayoría de las personas que están hospitalizadas por COVID en este momento son ya personas menores a 52 años y la enorme, enorme mayoría son personas que no fueron vacunadas, la enorme mayoría, esto es más del 97 por ciento son personas que no fueron vacunadas.

“Esto es muy importante tomarlo en cuenta porque estos datos en conjunto lo que muestran, y es el mensaje que queremos insistir, es que la vacunación protege, sobre todo protege de enfermedad grave y del riesgo de muerte, y si tú eres una persona joven también estás en riesgo y la vacuna también te va a proteger”, sostuvo.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.