Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) rechazó que el actual Gobierno mantenga un aparato de espionaje contra opositores políticos, activistas y periodistas de forma similar a anteriores regímenes que violentaron la privacidad de más de 15 mil personas, entre ellos su familia, en el País.

“Desde luego me espiaban durante uno o dos años, bueno, mucho más, pero ahora se da a conocer que también espiaban a mi esposa, a mis hijos, bueno, al médico que me atiende, al cardiólogo.

“Cincuenta personas cercanas a mí, pero esto no solo es en mi caso, era a periodistas, a todos, imagínense, Pegasus, ahí está, pero era a muchos y se hacía a nivel mundial esta empresa, entonces se convierte en una noticia mundial porque esto mismo hacían en otros países.

“Ahora, independientemente de que se llevaba a cabo esta labor de espionaje, imaginemos ¿cuánto costaba?, ¿cuánto dinero se destinaba al espionaje? Y regreso a lo mismo, esto ya no se hace, no se espía a nadie”, señaló López Obrador en conferencia en conferencia de prensa en Palacio Nacional.

López Obrador prometió que revisará si existe todavía el contrato del software Pegasus, y en su caso cancelarlo, aunque descartó que siga vigente.

“No, no sé si pueda existir este contrato, lo voy a revisar, hoy vamos a informar. De lo que estoy seguro es que no se espía a nadie. Habría que ver quién lo tiene, si existe el contrato hay que cancelarlo, no creo que exista, pero hay que hacer la revisión”, indicó.

Tampoco, dijo, existe tortura, represión, masacres ni corrupción ni en el actual Gobierno.

“Tampoco hay espionaje, que a eso quería llegar, porque ahora se dio a conocer que se contrataba a una empresa, creo que israelita, Pegasus, para espiar.

“Y esto se sabe, pero en la llamada sociedad política y yo quiero que lo sepa todo el pueblo, que se destinaba dinero del presupuesto para contratar servicios de espionaje y se espiaba a todos los dirigentes de oposición y se espiaba a periodistas, y se espiaba a muchísima gente”, afirmó.

Tenían equipos sofisticados para escuchar todas las llamadas telefónicas, añadió, no sólo de la persona que era el blanco, sino de todo su entorno.

López Obrador recordó que ha sido víctima de espionaje desde la época del ex Presidente Carlos Salinas, que encargó a Nazar Haro llevar a cabo esa práctica ilegal que replicaron gobiernos subsiguientes.

“Era yo director del Instituto Nacional Indigenista y este policía político (Nazar Haro) me espiaba, 1978, 79.

“Cuarenta y tres años. Entonces, imagínense si yo voy a estar presentando denuncia por eso.

“Es realmente una vergüenza y es una prueba irrefutable de que imperaba un gobierno o estábamos sometidos a un gobierno autoritario, antidemocrático, que violaba los derechos humanos, el Estado era el principal violador de los derechos humanos.

“Entonces, si me pongo ahora a presentar denuncias, pues no termino. Hay que saber que desgraciadamente todo esto se padeció y hacer el compromiso de no repetirlo, que es lo que estamos haciendo.

“Nada de que tenemos opositores periodistas, imagínense cuántos, y a ver, a escuchar, qué dicen para ver qué les sacamos. Guerra sucia, una actitud inmoral completamente; entonces, eso no.

“La política es un imperativo ético, por eso desapareció el Cisen y lo que hay de inteligencia tiene que ver con el combate al crimen, es para proteger a los ciudadanos, no para estar espiando a opositores, a periodistas, a dirigentes políticos, a dirigentes de partido, a dueños de grandes empresas, a las iglesias. No.

“Y así era, a todos los espiaban. Se llegó a perfeccionar tanto de que no había necesidad de estar hablando por teléfono, nada más por el teléfono escuchaban todo. Miren”, dijo López Obrador para luego presentar un oficio firmado extinto director federal de Seguridad Nazar Haro.

“79, Villahermosa. De las 9:00 a las 9:45 horas de hoy del local del Partido Socialista de los Trabajadores, ubicado en el Periférico sin número colonia Curahueso de esta ciudad, se reunieron Erwin Héctor Ocaña Rivera, Georgina Castañeda -deben de estar por ahí- Velasco, Isidro Narváez Narváez, Pablo Ramírez Salazar, Lucio Camilo Cobos y María Dolores Reyes Maya, para comentar que, de México, Distrito Federal, les piden gente para el 17 del actual para que asistan a la Confederación Nacional de Pueblos Indígenas que celebra este partido.

“Se hace notar que dicho partido en esta ciudad no tiene militantes, por lo que recurrieron al licenciado Manuel López Obrador, representante del Instituto Nacional Indigenista con sede en Nacajuca, y solicitarle 20 campesinos para que sean enviados a la Ciudad de México. El licenciado López Obrador y el licenciado Nabor Cornelio Álvarez son dirigentes en esta entidad del Partido Comunista Mexicano.

“Muy respetuosamente, el director federal de Seguridad, Miguel Nazar Haro”, se desprende del oficio presentado en Palacio Nacional.’

Fíjense desde cuándo, ironizó López Obrador, y equivocado en todo eso que reportó.

“Porque no era yo miembro del Partido Comunista, desde entonces soy miembro del partido humanista, desde hace muchos años.

“Entonces, este es una historia, pero, además, vergonzosa, porque no sólo era el espionaje, es que crearon grupos para reprimir a opositores, y fue el tiempo de la Guerra Sucia.

“Entonces, nunca más eso. Y sería bueno conocer más sobre el quién pagó, de dónde salió el dinero, quién lo ordenó”, sostuvo.

Esto, señaló, se tiene que saber cada vez más.

“Si yo quería que, cuando entramos, no se llevaran a mantenimiento tan rápido el avión presidencial porque quería yo que lo viera la gente, porque todo eso es educativo, todo eso ayuda a tomar conciencia para cambiar una realidad de privilegios, de opresión, de corrupción, por algo nuevo.

“Entonces, esto, así como ustedes dicen ‘ya se sabe’, pues no. ¿Ustedes creen que la mayoría de la gente, los que nos están escuchando, los que están viendo, saben que si se trae un teléfono es como traer un micrófono y que escuchan no sólo la llamada?.

“Un teléfono prendido con esos equipos es un micrófono, se tiene el teléfono, se está hablando y ellos están grabando. No, el teléfono, sí, el teléfono es micrófono.

“Entonces, allá en Tabasco desde que estábamos en la lucha sabíamos. Nos reíamos en la casa porque mi finada suegra leía el rosario por teléfono para una amiga, entonces se la pasaban grabando todo eso. Y antes era por ¿cómo se llamaba? Casetes. Ahora no”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.