junio 18, 2024

Consolidan inversión extranjera en México

Erick Olivera Méndez/Ciudad de México.- A principios de 2024, la Inversión Extranjera Directa (IED) se convirtió en el principal motor de divisas en México, desplazando a las remesas que durante los últimos cuatro años habían dominado esta posición.

Esta evolución refleja un cambio significativo en la estructura económica del país y resalta una renovada confianza de los inversionistas extranjeros en el mercado mexicano.

Durante el primer trimestre de 2024, México captó 20 mil 313 millones de dólares en IED, superando los 14 mil 105 millones de dólares en remesas registrados en el mismo periodo del año anterior.

Esta cifra también supera los 19 mil 505 millones de dólares reportados en los primeros cuatro meses de 2023. La Secretaría de Economía y el Banco de México confirmaron que la IED ha superado a sectores clave como el agroalimentario, el turismo y las ventas petroleras en generación de divisas.

Aunque la frecuencia de actualización de los datos difiere entre remesas, comercio, turismo y petróleo, que se actualizan mensualmente por el banco central, y la IED, cuyos datos se publican trimestralmente por la SE, la tendencia es clara: la IED ha tomado un rol preponderante en la economía nacional.

La industria automovilística, generadora de exportaciones por 50 mil 573 millones de dólares en los primeros cuatro meses del año, sigue siendo muy relevante. No obstante, su dependencia en la importación de piezas y otros insumos limita su contribución neta al país.

Hasta el cierre de 2023, las remesas habían sido la principal fuente de divisas, gracias a los constantes envíos de recursos por parte de migrantes mexicanos en el extranjero, principalmente en Estados Unidos.

Este flujo sostenido de capital había superado históricamente a las exportaciones petroleras, que desde mediados de la década pasada comenzaron a declinar en su contribución.

Durante 2017 y 2018, las exportaciones agroalimentarias lideraron la generación de divisas, impulsadas por productos de alta demanda internacional como la cerveza, el tequila y el aguacate.

Sin embargo, la pandemia de COVID-19 en 2020 impactó severamente sectores como el turismo y la IED, mientras que las remesas se mantuvieron fuertes, alcanzando un nuevo pico en ese año.

El crecimiento de la IED en el primer trimestre de 2024, con un aumento anual del 9 por ciento, contrasta con el crecimiento marginal del 2.8 por ciento en las remesas.

Este dinamismo en la inversión extranjera refleja una mayor confianza de los inversionistas en la estabilidad y potencial de crecimiento de la economía mexicana.

El ingreso de capitales no solo dinamiza la economía, sino que también genera empleo, fomenta la transferencia de tecnología y contribuye al desarrollo de infraestructura.

La consolidación de la IED como principal generador de divisas al inicio de 2024 no solo refuerza la economía del país, sino que también subraya la necesidad de continuar creando un entorno favorable para la inversión extranjera.

Comentarios desactivados en Consolidan inversión extranjera en México