Agencias, Ciudad de México.- China planea enviar a la Luna un gran número de robots para buscar lugares ricos en recursos, especialmente aquellos con agua congelada recuperable.

“El agua es primordial para nuestro esfuerzo por establecer una presencia humana a largo plazo en la Luna; con ella, seremos capaces de producir oxígeno e hidrógeno y cultivar plantas allí. Y luego saldremos a buscar otros recursos como minerales metálicos y de silicio y luego los someteremos a un proceso avanzado de extracción y refinamiento”, explicó Yang Mengfei, investigador principal de la Academia China de Tecnología Espacial y académico de la Academia China de Ciencias, citado por China Daily.

Después de eso, las impresoras 3D convertirán los metales y el silicio en materiales de construcción o paneles solares que se utilizarán para construir carreteras, estructuras y centrales eléctricas, dijo Yang.

Para entonces, los humanos podrán establecer bases que puedan soportar operaciones robóticas a largo plazo y estancias humanas de corta duración“, afirmó. “Los astronautas pueden fabricar aparatos científicos como radiotelescopios dentro de dichas instalaciones y colocar el hardware cerca de las bases; la ausencia de atmósfera y de interferencias electromagnéticas hace que la superficie lunar sea perfecta para la observación astronómica”.

Yang dijo que las bases también podrían usarse para repostar naves espaciales que transporten humanos a destinos distantes dentro del sistema solar.

Dijo que los avances en ciencia y tecnología significan que probablemente será posible extraer en la Luna helio-3, un combustible ideal para futuras plantas de energía de fusión nuclear.

Se estima que hay entre 15 y 20 toneladas métricas de helio-3 en la Tierra, pero los expertos dicen que podría haber al menos 1 millón de toneladas en la Luna. “Por supuesto que será muy difícil, pero si podemos lograrlo, será muy importante para los humanos en la Tierra”, dijo Yang.

Dijo que para realizar la gran hoja de ruta, los científicos e ingenieros chinos han comenzado a diseñar un sistema de comunicaciones y telecomando para naves espaciales Tierra-Luna que será capaz de transmitir datos y proporcionar servicios de posicionamiento y navegación a las naves espaciales que viajen entre ellas.

Yang también compartió su visión para los próximos 50 años. “Mi previsión optimista es que la gente corriente podrá viajar entre la Tierra y la Luna en un futuro previsible”, afirmó este científico, para quien la Luna se convertirá en el octavo continente de la humanidad”.

Yang es conocido por liderar el trabajo de diseño de la nave espacial robótica Chang’e 5 que cumplió con la primera misión de recuperación de muestras lunares de China.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.