Agencias/Ciudad de México.- Una jueza nicaragüense emitió una orden de allanamiento y detención en contra de la periodista y aspirante opositora a la Presidencia Cristiana María Chamorro Barrios, a quien el martes la fiscalía acusó por los delitos de gestión abusiva y falsedad ideológica, así como lavado de dinero, bienes y activos.

Por el momento se sabe que la policía del dictador Daniel Ortega ya entró en casa de la candidata opositora, pero no hay constancia oficial sobre la detención.

“Denunciamos: en este momento (mediodía, hora local) nos están confirmando que la Policía está entrando violentamente a la casa de Cristiana Chamorro”, dijo la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, en un audio.

Chamorro es hija de la exmandataria Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), y hasta febrero, cuando cerró, dirigió una fundación bajo el nombre de su madre.

Si se concreta el arresto, la jueza ordenó que luego se ubique a Chamorro bajo prisión preventiva como medida cautelar, además de que la fiscalía ha pedido que se la inhabilite inmediatamente para cargos públicos “por no estar en el pleno goce de sus derechos civiles y políticos por encontrarse en un proceso penal”.

La orden de arresto, prisión e inhabilitación contra Chamorro es una maniobra de enorme peso por parte del régimen del sandinista Ortega, pues, según una encuesta de la firma CID Gallup, la opositora era la candidata con más apoyos para ganar las elecciones de noviembre de 2021, en las que el dictador busca una nueva reelección.

Y la sintomática represión contra Chamorro, cuya fundación se dedicada a la protección y promoción de la libertad de prensa y de expresión, no es un hecho aislado.

Justamente en el marco de sus investigaciones contra la ONG, este mismo martes la fiscalía apuntó su mira también contra el escritor, novelista y exvicepresidente de Nicaragua Sergio Ramírez Mercado, por ser el representante legal de la Fundación Luisa Mercado, que tenía relación con la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, liderada por la opositora.

El régimen sandinista acusa a la fundación de Chamorro de incurrir en lavado de dinero, por lo que extiende sus investigaciones a la fundación de Sergio Ramírez.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.