Agencias, Ciudad de México.- Visa y Mastercard han llegado a un acuerdo estimado en 30,000 millones de dólares para limitar las comisiones de las tarjetas de crédito y débito a los comerciantes, y es probable que parte del ahorro impacte en los consumidores a través de precios más bajos.

Dos de las compañías de tarjetas de crédito más grandes del mundo, Visa y Mastercard, así como los bancos emisores de tarjetas de crédito más grandes de Estados Unidos llegaron a un acuerdo con los comerciantes que los han estado demandando durante casi dos décadas por las tarifas que cobran por utilizar tarjetas de crédito.

El acuerdo antimonopolio es uno de los mayores de la historia de Estados Unidos y, una vez aprobado por el tribunal, resolvería las demandas de un litigio que comenzó en 2005.

Los comerciantes llevan mucho tiempo acusando a Visa y Mastercard de cobrar tasas de intercambio infladas cuando los compradores utilizaban tarjetas de crédito o débito, y de prohibirles, mediante determinadas normas, orientar a los clientes hacia medios de pago más baratos.

En virtud del acuerdo anunciado, Visa y Mastercard reducirán las tasas de intercambio en cuatro puntos básicos (0.04 puntos porcentuales) en Estados Unidos durante tres años, y las limitarán durante cinco años.

Ambas redes de tarjetas también acordaron eliminar las disposiciones que impiden alentar el uso de tarjetas de otras compañías. Al llegar a un acuerdo, negaron haber cometido infracción alguna.

Según los documentos judiciales, sólo la reducción de las comisiones y los topes suponen 29,790 millones de dólares, y Visa calcula que las pequeñas empresas representan más del 90% de los comerciantes que han llegado a un acuerdo.

Joseph Stiglitz, economista ganador del Premio Nobel contratado por los comerciantes como experto, dijo en una declaración jurada que el acuerdo “mejora enormemente la libertad de los comerciantes para dirigir a los clientes utilizando el eje de la competencia: los precios”, y podría dar lugar a un ahorro “muy sustancial” para los comerciantes.

“La competencia entre comerciantes hace que estos ahorros de costes repercutan en los clientes en forma de precios más bajos”, añadió Stiglitz.

El pasado mes de marzo, el Tribunal Federal de Apelaciones de Manhattan ratificó una demanda colectiva de Visa y Mastercard por valor de 5,600 millones de dólares que afectaba a unos 12 millones de comerciantes.

Ese acuerdo no resolvía qué tipo de comisiones podían imponer Visa y Mastercard, y no todos los comercios estaban cubiertos por él.

Normalmente, las tarifas para que los clientes puedan deslizar sus tarjetas de crédito les cuestan a los comerciantes estadounidenses el 2% de la transacción total del cliente, pero pueden llegar hasta el 4% para algunas tarjetas de recompensas prémium, según la Federación Nacional de Minoristas.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.