Agencias, Ciudad de México.- Los inversionistas de Abu Dhabi que tienen participación en el Manchester City y en el Girona enfrentan un dilema planteado por la UEFA.

Tendrán que deshacerse de alguno de los equipos para que ambos tengan la posibilidad de competir en la próxima edición de la Liga de Campeones, sin incumplir con las reglas de integridad que prohíben la inclusión de más de un club con el mismo propietario.

Girona ha tenido una temporada asombrosa, que le permitiría finalizar entre los primeros cuatro de La Liga de España. Tres jugadores clave fueron obtenidos mediante préstamo o venta desde el Man City, incluido el astro brasileño Sávio.

El club catalán, donde también invierte el hermano de Pep Guardiola, técnico del Man City, acudiría por primera vez a la principal competición europea.

Los Citizens conquistaron la Liga de Campeones en 2023 y finalizarán entre los dos primeros de la Liga Premier inglesa.

Pero los equipos han puesto a prueba las reglas de la UEFA sobre la multipropiedad, que busca evitar suspicacias en los torneos, al evitar la participación de conjuntos con el mismo dueño.

El incumplimiento de las reglas de la UEFA, que requiere presentar una propuesta para el 3 de junio, derivaría en que alguno de los dos clubes –probablemente el Girona—se conformara con disputar la Liga Europa, menos importante que la Liga de Campeones.

El equipo que finalice más arriba en su liga nacional tiene prioridad.

De acuerdo con un documento de la UEFA consultado el martes por The Associated Press, hay dos opciones abiertas para el City Football Group, una compañía creada en Abu Dhabi y que tiene participación en 13 clubes de todo el mundo, incluyendo el 100% del Man City y el 47% del Girona.

La empresa podría resolver el problema al vender acciones a un tercero independiente para reducir las participación de un propietario a menos de 30%.

Otra alternativa consiste en transferir todas las acciones de un equipo a un fideicomiso “ciego”, supervisado por un panel cuyos miembros sean nombrados por la UEFA.

El fiduciario podría ser elegido por el grupo empresarial en un modelo aprobado por la UEFA que se aplicó esta temporada en un acuerdo de cumplimiento para el Milan, el Tolosa y su inversionista estadounidense Red Bird Capital.

El asunto de la multipropiedad ha rondado la UEFA y la empresa desde septiembre, cuando Girona tuvo un buen comienzo de la campaña de liga.

Girona cuenta en su plantel con dos jugadores brasileños que pertenecen a otros clubes de CFG: el lateral derecho Yan Couto, cedido provisionalmente por el Man City, y el extremo Sávio, prestado por el Troyes de Francia.

Sávio es la revelación de la temporada en España. Su gambeta y velocidad por la banda izquierda han causado estragos en las defensas rivales. El jugador de 20 años ha anotado 10 veces y es uno de los líderes en asistencias, con nueve.

La mudanza permanente de Sávio al City a finales de la campaña, que se reportó en febrero, no sería afectada por alguna decisión de la UEFA.

Couto ha destacado al incorporarse al ataque desde su posición de lateral derecho. Ha aportado ocho asistencias.

Luego de completar un préstamo en Girona, el volante venezolano Yangel Herrera fue vendido por el City a su club hermano en julio.

City Football Group Limited es una compañía que administra actualmente trece clubes de fútbol. El grupo es propiedad de tres organizaciones: Abu Dhabi United Group, que controla el 78%; Silver Lake, con un 10%, y China Media Capital y Citic Group.12, que poseen el 12% entre las dos.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.