mayo 26, 2022

Tabasco: Rosalinda mueve el tablero de la sucesión 

De Primera Mano/Por Rodulfo Reyes/Villahermosa.- De pronto, en el imaginario colectivo ya no es solo el director del Fondo Nacional para el Fomento del Turismo (Fonatur), Javier May Rodríguez, el único cuadro de Morena tras la gubernatura de Tabasco. Al menos en la percepción, que se haya apuntado Rosalinda López Hernández, alta funcionaria del SAT, pareció equilibrar el adelantado proceso de sucesión local.

Hasta hace poco, a la directora general de Auditoría del Sistema de Administración Tributario solo la mencionaban en columnas periodísticas, pero el viernes anterior que dijo que Tabasco “está en mi corazón”, aprovechando una reunión en Villahermosa de más 700 notarios de todo el país, su nombre empezó a ser motivo de comentarios en noticieros y programas de medios electrónicos, masificando sudestape. 

A la aparición, en un evento propicio, de la hermana del secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, se le han dado diversas interpretaciones, pero la más recurrente es que se trata de un activo político que ha dado resultados cuando ha competido por cargos de elección. 

En 2024, a la par de la elección para presidente de la república, se disputarán ocho gubernaturas, de las cuales, por mandato de las autoridades electorales, cuatro serán para mujeres y cuatro para hombres. 

Fuentes de Morena aseguran que el consejo político nacional tiene contemplado que a la tierra del presidente Andrés Manuel López Obrador le toque postular a una fémina, por lo que, por el cargo que ocupan, se encarta a la senadora Mónica Fernández Balboa y a la alcaldesa de Centro, Yolanda Osuna Huerta, que completarían la terna en la que aparece como favorita la también esposa del gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas. 

Sin embargo, Rosalinda se había mantenido al margen, en parte porque su centro de trabajo está en la capital del país, pero acaso también por ser hermana de Adán Augusto, quien el 21 de agosto de 2021 se ausentó de la Quinta Grijalva al ser invitado por el presidente para despachar en el Palacio de Cobián. 

Ya sin su consanguíneo como jefe del Ejecutivo local, la primera dama de Chiapas no tiene impedimento legal para aspirar al cargo que ocupaba su familiar directo.  

En 2012 Rosalinda fue precandidata del PRD a la gubernatura y creció en las encuestas, pero declinó por su hermano; en 2015 fue postulada por la alianza PVEM-PAN para la presidencia municipal de Centro y logró arriba de 43 mil votos, a pesar de que estos partidos no tienen presencia en Tabasco; el PRI obtuvo 51 mil y el PRD  64 mil, aunque a su abanderado, Gerardo Gaudiano Rovirosa, le fue desconocido el triunfo tras de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) encontró irregularidades cometidas durante la jornada.  

El que se considera precandidato fuerte, Javier May, arreció su proselitismo tras dejar la Secretaría del Bienestar, el pasado 11 de enero, para hacerse cargo del Tren Maya desde Fonatur. 

Como los trabajos de otra de las obras cumbres de López Obrador son regionales, May puede estar concentrado en Tabasco, difundiendo su trabajo en la página Un fundador será gobernador, desde la cual se suben comunicados oficiales. 

El problema para May es que no es un político carismático, y durante el tiempo que lleva en el movimiento de López Obrador se ha dedicado a copiarlo hasta en la forma de hablar, enfrentándose con diversos sectores. 

Por ejemplo, ahora que medios de la capital del país difundieron que hace un par de días al responsable del Tren Maya le fue negada la entrada a Palacio Nacional, de inmediato en cuentas de redes sociales cercanas a Morena se acusó a Adán Augusto del desaguisado. 

Y es que Javier May hace equipo con el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, quien también es cercano al presidente, aunque desde mediados del año pasado ha sido rebasado por López Hernández, con quien se encuentra distanciado desde que eran parte de la corriente lopezobradorista del PRD tabasqueño. 

De hecho, algunas fuentes aseguran que son Octavio y Javier los morenistas locales a quienes López Obrador sí les confiaría el Gobierno de Tabasco, importante para él porque a una hora y media de Villahermosa se encuentra su finca La Chingada, situada en Palenque, Chiapas, en donde ha dicho que va a vivir al terminar su sexenio. 

Y en Tabasco y en Chiapas tiene ascendencia el secretario de Gobernación.

@RodulfoReyes

Share
Comentarios desactivados en Tabasco: Rosalinda mueve el tablero de la sucesión