marzo 27, 2020

Tabasco: la otra guerra por el ‘coronavirus’  

De Primera Mano/Por Rodulfo Reyes/Villahermosa.- La pandemia global del COVID-19 en Tabasco tiene otro frente de batalla: el de la difusión de rumores convertidos en ‘fake news’ que ha obligado a las autoridades a perder tiempo y recursos para para contrarrestarlos.

Entre la tarde del miércoles y el mediodía de ayer, en redes sociales se “mató” a por lo menos dos personas muy conocidas que están infectados con la enfermedad que vino de China.

Quizá lo incomprensible de este evento sea que gente de medios haya caído en la falsedad, aunque poco después recompusieron la información con el argumento de que habían sido víctimas del engaño de fuentes allegadas a las familias de las víctimas.

Si bien la difusión masiva de las ‘noticias falsas’ ha sido de parte de ciudadanos que con toda seguridad actúan de buena fe y solo tratan de cubrir el vacío informativo que está generando el bombardeo de rumores.

En la rueda de prensa del miércoles, cuando dio a conocer que en dos días los casos de COVID-19 se habían duplicado de seis a 12 del lunes al miércoles, la secretaria de Salud, Silvia Roldán Fernández, lamentó que en el estado se publicaran los nombres de las personas infectadas.

Así, las fotografías y videos del ingreso de los pacientes contagiados que están siendo atendidos en el Hospital de Alta Especialidad “Dr. Juan Graham Casasús”, son del dominio público.

Vaya, en chats de Whatsapp se llega al extremo de difundir presuntos comunicados de la familia de los enfermos. 

Es posible que muchos de los tabasqueños que se prestan a reenviar esos mensajes lo hagan sin reparar en el daño que causan al infundir más miedo en una sociedad que ha caído en una mar de sicosis.

Quizá habría que revisar la o las fuentes primarias. Esto es, qué actores, que con toda seguridad son políticos, están tirando la piedra de la desinformación y esconden la mano que maquila las ‘fake news’.

Entre quienes han estado mandando falsedades está un perredista que fue subsecretario en el sexenio pasado que se atrevió a “informar” (eso sí, de manera “extraoficial) que desde la mañana de ayer ya había un muerto por COVID-19, lo cual era, hasta ese momento, falso.

Este columnista les preguntó a colegas profesionales cómo podría el Estado atajar esta ola desinformativa que también está causando estragos.

“Por la mañana, a las nueve más tardar (‘la mañanera’ del presidente Andrés Manuel López Obrador empieza a la 08.00 horas), las autoridades sanitarias deben dar una rueda de prensa para que aclaren o desmientan los rumores que se pusieron a circular la víspera”, dice un periodista de talla nacional muy reputado y que no comparte información sin confirmar.

Otro comunicador más señala que las ruedas de prensa que ofrece la secretaria de Salud por lo general son a las siete de la noche, con lo que le deja la cancha libre toda la mañana a los responsables de las ‘fake news’.

Si las conferencias son a las 19 horas, la información oficial se viene subiendo aproximadamente una hora después, lo que le da tiempo de sobra a los políticos que durante el día maquinan los ataques cibernéticos para infundir terror entre los tabasqueños.

 ESTRICTAMENTE PERSONAL…

ESTE ESPACIO NO verá la luz la próxima semana por un tema personal de su autor, pero si sucediera algo imprevisto, volverá antes. 

Share
Comentarios desactivados en Tabasco: la otra guerra por el ‘coronavirus’