Agencias, Ciudad de México.- La organización que gobierna los deportes en las escuelas secundarias de California despojó del campeonato regional al equipo de baloncesto del Coronado High School después del incidente en que se arrojaron tortillas a los miembros de un conjunto rival, predominantemente hispano.

La Federación Interescolar de California (CIF) indicó en un comunicado que “después de una exhaustiva revisión y análisis” del incidente ocurrido el 19 de junio en el partido entre Coronado High School y Orange Glen High School, la organización subraya que “los comportamientos discriminatorios y racialmente insensibles hacia un oponente contravienen los principios del deporte educativo”.

“En este caso, no hay duda de que el acto de arrojar tortillas a un equipo predominantemente latino es inaceptable y requiere sanciones”, apuntó la CIF, en una resolución recogida hoy por medios locales.

Además de la anulación del campeonato, Coronado High School estará en un periodo de prueba durante los tres próximos años escolares, y el equipo de baloncesto no podrá ser anfitrión de encuentros de postemporada en los cursos lectivos 2021-2022 y 2022-2023, entre otras medidas.

La CIF indicó que si bien las sanciones son merecidas, estas por sí solas no bastan para modificar comportamientos condenables.

“La senda hacia el verdadero cambio viene con el desarrollo de empatía hacia aquellos a quienes está dirigido el comportamiento degradante, sin importar la intención declarada de ese comportamiento”, acotó.

Por ello, se “alienta fuertemente” a la administración de Coronado High School a trabajar con la de Orange Glen High School “para comenzar el proceso de desarrollo de una relación positiva entre las dos comunidades escolares”.

El pasado 22 de junio, la Junta Escolar de la ciudad de Coronado, condado de San Diego, votó por despedir al entrenador del equipo de baloncesto de Coronado High School, JD Laaperi, después del escándalo de las tortillas.

El incidente ocurrió cuando, al final del juego, unas personas arrojaron tortillas a los jugadores de Orange Glen después de que su equipo perdiera ante Coronado, de mayoría blanca, en un incidente que fue grabado en video y se hizo viral en las redes sociales.

Testigos como Andrés Rivera, uno de los padres de los jugadores del equipo agredido, aseguraron que Laaperi gritó improperios contra el entrenador de la escuela de Orange Glenn, y le dijo que se llevara al “infierno a su equipo de perdedores”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.