Redacción InsurgentePress/Ciudad de México.- Antonio Gómez Pelegrín secretario de Finanzas y Planeación renunció al cargo justificando problemas de salud en medio del mayor desvío de recursos públicos que cometió el Gobernador priista con licencia César Duarte y su Gabinete en Veracruz.

Gómez Pelegrín es el sexto secretario de Finanzas durante la administración de Duarte y forma parte de los colaboradores cercanos del Gobernador prófugo acusado del desvío de más de 35 mil millones de pesos durante el actual sexenio.

El Gobernador interino Flavino Ríos designó a Clementina Guerrero García encargada de la Contraloría de la Universidad Veracruzana, para ocupar el cargo de Gómez Pelegrín en el proceso de transición de la nueva administración estatal que encabezará Miguel Ángel Yunes a partir del próximo primero de diciembre.

El pasado 30 de octubre, Antonio Gómez Pelegrín reconoció una deuda de alrededor de 3 mil millones de pesos con varios municipios de la entidad; mientras la Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó más de 43 denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra Duarte por el desvío de más de 35 mil millones de pesos.

Gómez Pelegrín asumió el cargo el 17 de marzo de 2015, al que renunció lunes.

En días pasados en una entrevista con Grupo Imagen, Gómez Pelegrín, sexto titular de Finanzas en la administración de Duarte aseguró que los adeudos de Veracruz ascienden a 87 mil millones de pesos.

Alegó que las irregularidades en el erario no se realizaron durante su estadía en el cargo de secretario, ya que Duarte hizo un ‘desaseo de las cuentas’ con anterioridad.

“Veracruz empezó a gastar más de 10 mil millones de pesos (mmdp), provocando un déficit. Todo el dinero restante se usó para pagar el gasto corriente, el cual se disparó desde 2012 de 16 mmdp a 23 mmdp. Para pagar el esquema de nómina se utilizó dinero de otras fuentes y recursos Federales porque no había fuentes de financiamiento propias”, dijo.

“El dinero se iba a pago de nómina… Una parte. No me tocó manejar la Secretaría del 2012 al 2014: yo llegué en 2015. (En los años anteriores a fungir en finanzas) el pasivo circulante era de 4 mmdp, no se transparentaba y no se conocían las verdaderas cuentas de los recursos. Para septiembre 2016, por lo que he recabado, vemos un pasivo de 87 mmdp”, admitió.

Detalló que el resto del pasivo circulante era de proveedores y contratistas que se quedaron ‘pendientes de pago’, generando un conflicto: ‘yo le decía lo que podía suceder y él lo sabía; le pedí que resolviéramos el problema de nómina; tuve diferencias con él y el asunto ascendió hasta los 87 mmdp; de dicha cantidad:

“41 mmdp, por hablar de cifras cerradas, es de deuda pública a largo plazo; le dije que lo importante era la seguridad del estado, la paz pública, la educación, la seguridad: todo (lo que a él le ‘tocó administrar’) se iba (única y exclusivamente) a (nómina, a nómina, a nómina): reiteró en múltiples ocasiones”, advirtió.

— ¿Se usó ilegalmente el dinero?

‘En lo que yo estuve, no’: tiene la certeza de saber a dónde fue a parar el dinero (a nómina, de nuevo), y que, en 2015, se aplicó una técnica que en el mundo de la economía es llamado Licuadora —que será explicado en la próxima entrevista de Miguel Ángel Yunes Linares— para juntar todo el dinero destinado de la Federación en una sola cuenta.

Comentarios desactivados en Renuncia secretario de Finanzas de Duarte en Veracruz