Agencias/Ciudad de México.- Lando Norris dijo que las mofas en las redes sociales realmente nunca le irritaron durante sus primeras cinco temporadas en las que la victoria se le resistió en la Formula Uno, incluso después de que se convirtió en una de las estrellas emergentes del deporte debido al fenómeno de una serie de Netflix.

Fue una larga espera cuando el equipo McLaren ensambló su programa y trabajó en monoplazas capaces de competir con Red Bull, Ferrari y Mercedes. Norris pasaba el tiempo pendiente de las redes sociales, buscando motivación entre sus detractores.

Su momento llegó cuando en la 110ma largada de su carrera obtuvo su primera victoria al imponerse ante Max Verstappen, el reinante tricampeón de la F1, en el Gran Premio de Miami. Verstappen ganó las primeras dos carreras en Miami y el sprint antes de chocar contra un cono temprano, abriéndole la puerta a Norris.

“Nunca pensé en lo que podía llegar a hacer, así que estoy contento de terminar con eso y demostrarles a muchas de estas personas que estaban equivocadas”, dijo Norris. “Entro a Instagram y me gustan todos los comentarios de gente que despotrica hacia mí. Es algo que me fascina. Me hace sonreír más que nada, especialmente el “Lando No-Wins” (Lando No Gana). En eso se resume todo”.

“Para mí, finalmente que pueda demostrarle aquellas personas que están equivocadas y demostrarles a las personas que no pensaron que podía lograrlo, me causa una sonrisa más grande en mi rostro. Mi total agradecimiento a todos”, añadió.

Norris apareció en la conferencia de prensa tras la carrera con su uniforme empapado en champaña. Verstappen y Lewis Hamilton iniciaron los abrazos de felicitaciones a Norris. Verstappen y Charles Leclerc, tercero en la carrera, esparcieron champaña directo al rostro de Norris en el podio.

Cerró los ojos y elevó su rostro sonriente hacia el cielo mientras se escuchaba “Dios Salve al Rey”, y acurrucó el trofeo ganador como si se tratara de un infante. Fue llevado en volandas por sus compañeros de equipo de McLaren y cuando vio aproximarse al jefe Zack Brown, le advirtió “No rompas mis costillas”, en anticipación al gran abrazo.

“Estoy temblando muchísimo porque quería mantener toda la champaña sobre mí”, dijo Norris riéndose “y ahora estoy super frío”.

Norris ganó en su 110ma carrera tras un error de Max Verstappen que puso fin al dominio del holandés en el circuito en el estacionamiento del Estadio Hard Rock. El piloto de 24 años se dirigió a la línea de salida y se lanzó a los brazos del equipo de McLaren, que llevó surfeando en sus brazos hasta el jefe Zak Brown, quien abrazó fuertemente a Norris.

Norris llegó a Miami con una venda cubriendo las puntadas en la nariz después de que se cortó con una botella de vidrio rota tras el GP de Holanda. Norris celebraba el Día del Rey con el DJ Martin Garrix cuando sufrió el accidente.

“Será toda la noche”, prometió Norris sobre la fiesta tras la carrera. “Quizá tendré algo más que una venda en la nariz”.

Verstappen, quien inició desde el primer puesto de la parrilla y ganó el sprint, estaba al frente cuando golpeó la chicana y derribó un cono del circuito. Esto llevó a que el tres veces campeón reinante de la F1 tuviera que volver a los pits y que Norris aprovechó para irse al frente.

El piloto de McLaren controló el resto de la carrera en la primera victoria de su escudería desde que Daniel Ricciardo ganó en el 2021. Además se convirtió en el segundo británico en la historia de la F1 que celebra con “God Save the King”. George Russell en el 2022 es el primer piloto británico que gana tras el reinado de la Reina Isabel.

A 10 vueltas del final, Norris se percató que la victoria dependía de él al llegar a ampliar su ventaja sobre Verstappen a cinco segundos.

“¿Cinco segundos?”, dijo Norris en la radio del equipo. “¿Estoy vivo?”

Por supuesto estaba tan emocionado como su equipo, que celebró una inusual victoria en un fin de semana en el que debutó los cambios en sus dos vehículos. McLaren tiene 13 victorias en Estados Unidos —empató el récord de Ferrari—

El margen final de victoria de Norris fue de 7.6 segundos sobre el Red Bull de Verstappen.

“¡Los amo a todos, muchas gracias!”, gritó Norris en la radio. “¡Lo logramos! ¡Lo logreamos!”

McLaren ha ganado en la F1, Fórmula E y la IndyCar en los últimos dos meses y Norris es el primer piloto desde Carlos Sainz Jr. que vence a Verstappen esta temporada —después de que el holandés quedó eliminado en Melbourne por una falla mecánica.

“Ganas, pierdes. Creo que todos estamos habituados a esto en las carreras”, dijo Verstappen. “¿Es una P2 un mal día? Estoy feliz por Lando”.

Los pilotos de Ferrari Charles Leclerc y Sainz fueron tercero y cuarto, respectivamente, seguido del mexicano Sergio Pérez de Red Bull. Lewis Hamilton fue sexto con Mercedes.

También servirá como recordatorio de cuán tangible puede ser el progreso si se sigue el camino de desarrollo correcto.

“Lo tomamos como algo positivo, lo tomamos como un estímulo”, matizó Andreas Stella. “En mi opinión, en todo caso, es aún más energía para desarrollar, si quieres luchar consistentemente contra Red Bull, necesitamos entregar otro paquete como el que hemos entregado aquí”.

“En Japón estábamos a seis décimas en la clasificación respecto a Red Bull. En China estábamos a unas décimas de distancia. Sería completamente irreal pensar que lo que hemos visto aquí es una imagen actualizada de la competitividad. Creo que aquí Red Bull no sacó el máximo provecho de su paquete”.

Su compañero de equipo Piastri obtendrá la misma mejora en dos semanas, cuando McLaren llegue al Gran Premio de Emilia Romagna de Imola con toda su fuerza. Red Bull seguirá esperando ser el equipo de referencia en cuanto a ritmo, pero la competitividad de McLaren será un tema de conversación importante de cara a la próxima carrera.

Los aficionados que se estaban aburriendo de ver a Verstappen lograr victorias la mayoría de los fines de semana pueden consolarse con el hecho de que McLaren parece estar en un camino de desarrollo sólido y que aún quedan grandes pasos hacia adelante bajo las regulaciones actuales.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.