Agencias/Ciudad de México.- Prohibir o limitar ciertos ajustes defensivos podría contribuir a que se restituya en el béisbol de las Grandes Ligas la forma de jugar que estaba vigente antes de que el bateo fuera sofocado por el análisis avanzado de estadísticas, recalcó el comisionado Rob Manfred.

En una comparecencia ante periodistas antes del Juego de Estrellas, Manfred señaló además que las dobles tandas de siete episodios y el inicio de los extra innings con un corredor en la segunda base se descartarían tras esta temporada. Sostuvo que ambas innovaciones obedecen específicamente a la pandemia de coronavirus.

En cambio, consideró posible pero no definitivo extender el uso del bateador designado a la Liga Nacional.

“Pienso que no sería un cambio radical, pero no voy a especular sobre si vamos a proponerlo o a hacerlo”, dijo.

Manfred indicó que las Grandes Ligas contemplaban la posibilidad de que los umpires expliquen a los fanáticos las decisiones que se toman tras revisar el video. Lo harían mediante un micrófono conectado a los altavoces del estadio, tal como ocurre en el fútbol americano.

El convenio colectivo de MLB con el gremio de peloteros expira el 1 de diciembre.

“Digamos simplemente que uno regula los ajustes al requerir que haya dos peloteros de cuadro, a cada lado de la intermedia. ¿Qué hace eso? Hace que el juego luzca como era antes, cuando yo tenía 12 años”, indicó. “Eso no es un cambio. Es como un tipo de restauración, ¿no? Es por eso que la gente está a favor de esto. Y sí creo que las gerencias en general creen que esto tendría un efecto positivo en la forma en que se juega este deporte.

“Así que estoy esperanzado, sin entrar en detalles de cada regla, de que tengamos conversaciones productivas con la Asociación de Peloteros sobre… cambios radicales al deporte que restituyen la forma en que se practicaba, en una forma más cercana a la que pienso que es la que muchos disfrutábamos históricamente”.

“Recuerden, el deporte evoluciona, ¿cierto? Lo que jugamos hoy no se asemeja tanto a la versión de 1971. Y la cuestión es, ¿cuál versión nos gustaría tener?”.

Las Grandes Ligas realizan un experimento este año en la Doble A. Obligan a que los peloteros de cuadro mantengan ambos pies dentro de los límites exteriores del cuadro al comienzo de cada jugada. No se llega al extremo de prohibir que haya tres defensores o más en cada costado de la intermedia.

En la Triple A se usan bases de 18 por 18 pulgadas, en vez de almohadillas de 15 por 15.

Manfred sostuvo que los juegos de siete innings y el corredor en la intermedia fueron innovaciones que respondieron específicamente a la pandemia de coronavirus.

Algunos fanáticos se han sentido perjudicados por pagar entradas al precio normal por presenciar un solo juego dentro de una doble cartelera de siete innings.

“En el momento que adoptamos la doble cartelera de siete entradas por este año, no sabíamos que el país se iba a ver como se ve en este momento”, dijo Manfred.

El comisionado reconoció que la campaña contra el uso de sustancias ajenas en las pelotas ha sido un éxito, desde que los umpires comenzaron a revisar a los lanzadores el 21 de junio.

“Creo que la revisión de sustancias ha sido un paso importante para el juego”, aseguró. “Creo que el proceso ha demostrado que tiene un efecto positivo en términos del juego: el promedio de bateo, el slugging, todas las categorías ofensivas mejoraron. Los ponches bajaron. Las bases por bolas bajaron”

Indicó que el programa “es un paso en el trayecto para que el béisbol vuelva a ser entretenido”.

Destino de Atléticos en Oakland se definirá pronto

Rob Manfred, el comisionado de las Grandes Ligas, dijo que en los próximos meses se definirá si los Atléticos tienen futuro en Oakland.

John Fisher, socio administrativo de los Atléticos, así como David Kaval, presidente del club, han propuesto la construcción de un nuevo parque en el área de la Terminal Howard en Oakland. Manfred dijo que si el proyecto del estadio no se aprueba, el equipo seguirá adelante con una mudanza a Las Vegas o ampliará a otras ciudades la búsqueda de una nueva casa.

“Tanto John Fisher como el béisbol de las Grandes Ligas han hecho todo lo humanamente posible por lograr la construcción de un estadio en Oakland”, dijo Manfred a la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos (BBWAA), antes del Juego de Estrellas. “En el momento en que llegas a la conclusión de que esto no puede lograrse, ya sea que te guste o no, tienes que encontrar otro lugar para jugar, porque necesitas una instalación. Es así de simple”.

Los Atléticos han jugado en el Coliseum desde 1968, y su contrato de arrendamiento expira después de la temporada de 2024.

Luego de proponer y retirar planes para edificar estadios en Freemont y San José, el equipo anunció en noviembre de 2018 que había encontrado un lugar para un nuevo parque en la Terminal Howard, cerca del vecindario Jack London Square. El estadio costaría más de 1.000 millones de dólares.

Desde su interior, sería posible ver parte de San Francisco, el Puente de la Bahía y el Puerto de Oakland.

La Asamblea de Oakland analizará los términos no vinculantes de una propuesta el 20 de julio.

“El proceso de Oakland está llegando a su fin”, dijo Manfred. “John Fisher, Dave Kaval han dedicado literalmente millones de dólares a la iniciativa para estructurar una propuesta de parque que sea apoyada por la ciudad de Oakland y por el condado de Alameda. Esa propuesta está frente a las autoridades gubernamentales correspondientes. Hay votos realmente cruciales que deben emitirse en el último par de meses y eso determinará el futuro del béisbol en Oakland”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.