Agencias, Ciudad de México.- Simulaciones realizadas por un equipo internacional de astrónomos indican que el asteroide Kamo’oalewa, el más famoso de los cuasi-satélites de la Tierra, proviene del cráter lunar Giordano Bruno.

La nueva investigación, liderada por Yifei Jiao de la Universidad Tsinghua de Pekín y publicada en Nature Astronomy, demuestra que este peculiar cuerpo celeste debe ser el resto de un impacto que formó un cráter lunar con un diámetro de 10 a 20 kilómetros hace unos millones de años. En última instancia, todos los datos apuntaron al cráter lunar Giordano Bruno, que se encuentra justo detrás de la parte visible de la superficie lunar en la parte trasera del satélite terrestre.

Kamo’oalewa es uno de los menos de una docena de cuasi satélites conocidos en la Tierra. El asteroide, que mide unos 50 metros de diámetro, orbita alrededor del Sol en una órbita muy similar a la de la Tierra. Esto hace que el cuerpo celeste sea extremadamente difícil de observar.

El asteroide no fue descubierto hasta 2016 utilizando tecnología del Observatorio Haleakala en Hawai. Sin embargo, el objeto no alcanzó cierta fama hasta cinco años después, cuando un equipo de investigación de la Universidad de Arizona descubrió que Kamo’oalewa probablemente provenía de la luna.

La hipótesis sobre el origen de Kamo’oalewa podrá comprobarse cuando la sonda china Tianwen-2 traiga muestras del asteroide a la Tierra. La misión, originalmente preparada bajo el nombre de ZhengHe, está programada para comenzar el próximo año.

El equipo de Yifei Jiao ha determinado que el impacto que creó el cráter Giordano Bruno podría haber expulsado fragmentos suficientemente grandes a órbitas heliocéntricas, algunos de los cuales podrían transferirse también a la resonancia terrestre y persistir en la actualidad.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.