Agencias/ Ciudad de México.- Flameando a velocidades récord espaciales que la llevarían de la Tierra a la Luna en menos de una hora, la misión Parker Solar Probe de la NASA completó su décimo acercamiento al Sol el 21 de noviembre.

La misión llegó a situarse a la distancia nunca alcanzada antes por una nave espacial de 8.5 millones de kilómetros de la abrasadora superficie solar. Ocurrió a las 8.25 UTC con la sonda Parker Solar Probe moviéndose a la velocidad sin precedentes de 586.864 kilómetros por hora.

El hito también marcó el punto medio en el décimo encuentro solar de la misión, que comenzó el 16 de noviembre y continúa hasta el 26 de noviembre.

La nave espacial entró en el encuentro en buen estado, con todos los sistemas funcionando normalmente. Parker Solar Probe está programado para volver a ponerse en contacto con los operadores de la misión en el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins, donde también fue diseñado y construido, el 24 de noviembre, según un comunicado de esta institución.

Entre el 23 de diciembre y el 9 de enero está previsto que la nave espacial transmitirá datos científicos del encuentro, que cubren en gran medida las propiedades y la estructura del viento solar, así como el ambiente de polvo cerca del Sol.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.