Agencias, Ciudad de México.- Un grafeno de pocas capas que se encuentra de forma natural ha sido descubierto por primera vez en las muestras lunares traídas por la sonda china Chang’e-5.

Según el equipo de investigación de la Universidad de Jilin, se estima que aproximadamente el 1.9 por ciento del carbono interestelar total existe en forma de grafeno, cuya morfología y propiedades están determinadas por un proceso de formación específico. Por lo tanto, el grafeno natural puede proporcionar una referencia e información importantes para la evolución geológica de los cuerpos celestes y la utilización de los recursos in situ en la Luna.

En la Tierra, la alta conductividad, resistencia y ligereza de este material que se extrae del abundante grafito ha generalizado su uso en sectores como la energía y la electrónica.

En el caso de las muestras lunares, el equipo de investigación recopiló espectros Raman, que se utilizan para investigar los suelos lunares, de áreas de las muestras lunares con un contenido de carbono relativamente alto, y confirmó que la calidad de cristalización del carbono de grafito en las muestras lunares es relativamente alta.

Los investigadores descubrieron que las áreas de las muestras de suelo lunar que contienen carbono también contienen compuestos de hierro, que los investigadores creen que están estrechamente relacionados con la formación de grafeno.

A través de la observación y el análisis, el equipo de investigación confirmó que la forma de grafito del carbono detectado en las muestras de suelo lunar es un tipo de grafeno de pocas capas.

El equipo de investigación confirmó que la formación de grafeno de pocas capas y carbono de grafito puede tener su origen en procesos catalíticos minerales inducidos conjuntamente por el viento solar y las primeras erupciones volcánicas en la luna, informa The Global Times.

La investigación realizada por los investigadores de la Universidad de Jilin y el Instituto de Investigación de Metales de la Academia de Ciencias de China, con el apoyo del Centro de Exploración Lunar e Ingeniería Espacial de la Administración Espacial Nacional de China, se ha publicado recientemente en National Science Review.

Un total de 1,731 gramos de muestras lunares fueron traídos por la misión Chang’e-5 en diciembre de 2020. Estas muestras fueron las primeras obtenidas de una región más joven de la superficie lunar que contiene rocas volcánicas. También son las primeras muestras de cuerpos celestes extraterrestres que científicos chinos traen a la Tierra.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.