Agencias/Ciudad de México.- Previo al inicio de la temporada, los Chicago Cubs veían a Javier Assad como un buen relevista que quizás en el futuro podría integrarse a la rotación de abridores o cubrir alguna lesión. El tijuanense ha adelantado el reloj y el futuro parece ser ahora como abridor de la novena del norte de Chicago.

En 7 aperturas, Assad tiene registro de 3-0. Su promedio de carreras limpias (PCL) es de 1.66, el más bajo en la Liga Nacional. Si bien es posible que Shota Imanaga, el as de la rotación del equipo, lo rebase cuando llegue al mínimo de entradas lanzadas, el surgimiento de mexicano ha sido la mayor sorpresa en el club esta temporada. Y una que los convierte en candidatos para hacer ruido en la Liga Nacional cuando llegue septiembre.

Javier Assad comenzó a jugar beisbol en Tijuana, su ciudad natal, lo que le valió ser contratado por la organización de los Chicago Cubs en 2015, cuando apenas tenía 17 años. Assad fue escalando en diversas sucursales y finalmente debutó en las Ligas Mayores en 2022, en una apertura ante los St. Louis Cardinals. En septiembre consiguió su primer triunfo.

El serpentinero mexicano se caracterizó desde el principio por tener un repertorio amplio de lanzamientos, y la franquicia siempre le apostó a su futuro. Pero fue el año pasado cuando el tijuanense dio un paso al frente.

Similar a otras figuras mexicanas de la actualidad, como Randy Arozarena, Joey Meneses e Isaac Paredes, Javier Assad se dio a conocer gracias a su papel en el Clásico Mundial de Beisbol del 2023.

En el certamen internacional, Javier no permitió carrera en 5.2 entradas de labor, con un pasaporte y 6 chocolates recetados. El promedio de bateo en contra de .105 fue el más bajo de la novena mexicana para lanzadores que aparecieron en al menos dos partidos. Su relevo en Cuartos de Final ante Puerto Rico fue clave para el triunfo mexicano.

Después del Clásico Mundial, el tijuanense se colocó como uno de los principales relevistas medios de los Cubs, aunque también tuvo 10 aperturas durante la temporada cubriendo a otros abridores lesionados. Durante la campaña 2023 tuvo marca de 5-3, con PCL de 3.05.

Para esta campaña, Assad peleaba uno de los últimos cupos en la rotación, y en cambio, se perfilaba nuevamente para ser relevista. Una serie de lesiones, incluyendo la del Jameson Taillon, uno de los principales abridores del equipo, abrieron la puerta para que el serpentinero mexicano obtuviera el último puesto en el staff de abridores, y ahí ha sido dominante.

Si bien entre los jugadores de campo hay varios mexicanos que han destacado en los últimos años, la realidad es que sobre la lomita había quedado un hueco, en particular en cuanto a abridores. Con la suspensión y problemas legales de Julio Urías, así como las lesiones de José Urquidy, el vacío se ha notado más.

Assad poco a poco se ha convertido en esa figura. En este momento, pocos lanzadores han sido tan dominantes en Grandes Ligas. Mark Leiter Jr., el hijo de Al Leiter y prospecto de los Cubs, lo ha calificado como el mejor lanzador de las Mayores.

De hecho, los destellos sobre el potencial de Javier Assad vienen desde la temporada pasada. Desde el 1 de julio del año pasado, ningún serpentinero con 100 innings lanzados tiene mejor PCL que los 2.15 del mexicano. La variedad en sus lanzamientos, su colocación y consistencia son sus mejores armas.

En esta temporada no ha permitido más de 2 carreras en ninguna de sus 7 aperturas, incluyendo dos blanqueadas.

Un factor en el que tendrá que enfocarse es reducir el número de lanzamientos. Assad no ha pasado de la sexta entrada en ninguna de sus aperturas y promedia apenas arriba de las 5.1 entradas por partido, a pesar de tirar 89 serpentinas por partido.

Su recta no es la más poderosa, De acuerdo con el sitio especializado Fangraphs, su velocidad máxima esta temporada ha sido de 92.5 millas por hora -por debajo del promedio de la MLB de 94 mph- , lo que reduce sus posibilidades de sacar a los bateadores rivales con poder y reducir los lanzamientos por turno.

Gracias a la fortuna, Assad consiguió un lugar en la rotación al iniciar la temporada. Pero ha sido su trabajo, el repertorio de lanzamientos, control e inteligencia, que se ha consolidado no solo como abridor, sino como una de las figuras de la joven temporada de MLB.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.