Agencias/Ciudad de México.- El Presidente de México, Andrés Manuel Lopez Obrador, anunció que impugnará un fallo de la Suprema Corte contra la ley federal de la industria eléctrica de 2021, que los magistrados consideran que vulnera los principios de libre competencia.

“Se va a impugnar [el fallo], pero esto demuestra el entreguismo que existe en el Poder Judicial, y por eso urge reformar el Poder Judicial, que sea el pueblo el que elija a los jueces, magistrados y ministros”, comunicó el gobernante a los periodistas.

El mandatario incluirá un proyecto legislativo para elegir por voto directo a los miembros de los tribunales en el último paquete de propuestas de reforma a la carta magna de su sexenio, que enviará al Congreso el próximo 5 de febrero, en el aniversario de la Constitución vigente de 2017.

La segunda sala del máximo tribunal emitió el 31 de enero un fallo que otorga un amparo judicial a favor de compañías del sector eléctrico, en un dictamen que concluye que la mencionada ley “vulnera los principios de competencia, libre concurrencia y desarrollo sustentable”.

López Obrador agregó que el fallo debe apelarse porque “si no, imagínense, cómo vamos a aceptar el predominio del poder particular por encima del poder público”.

Según el dictamen votado por mayoría simple, la desigualdad entre los actores del sector favorecía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), al otorgar prioridad en el despacho de la energía generada a la compañía estatal, y en la emisión de certificados de energías limpias (eólica y fotovoltaica).

Defensa de la CFE

El jefe del Ejecutivo federal cuestionó a los jueces que anularon la legislación de 2021 argumentando que la Ley de la Industria Eléctrica introduce nuevas reglas en el orden del despacho de energía a la red de distribución, en la forma de asignación de los contratos de cobertura eléctrica, y de la adquisición de certificados de energías limpias.

“Cada vez que hay una iniciativa para poner por delante el interés público y no permitir que predomine el lucro, cada vez que se busca proteger al pueblo, defender la economía popular en contra de estos ambiciosos, tienen de su parte al Poder Judicial”, cuestionó López Obrador.

El dictamen de la sala segunda del máximo tribunal señala que la mencionada legislación cuestionada “favorece a los generadores del Estado (CFE) o a las plantas asociadas a éstas, lo que genera una alteración en el mercado eléctrico”.

El orden de prelación en el despacho de energía eléctrica regulado en la Ley de la Industria Eléctrica de 2021 es un mecanismo mediante el cual se decide qué centrales generadoras de electricidad inyectan primero su energía a la red nacional, otorgando prioridad a la empresa estatal.

Ese orden en el despacho de energía a la red eléctrica desplaza a generadores privados y “transgrede los principios de competencia y libre concurrencia”, indica el fallo.

La corte mexicana cuestiona además el mecanismo que releva a las centrales eléctricas estatales de acudir a subastas -como lo hacen obligadas las empresas privadas-, lo cual “implica un trato diferenciado y privilegiado (a favor de la CFE) que elimina un ámbito de sana competencia”.

Para los jueces, la CFE es un competidor más del mercado y la Ley de Electricidad de marras “no puede introducir un diseño que entorpezca la libre concurrencia y competencia”, finaliza el fallo.

En otro proceso paralelo, inversionistas estadounidenses y canadienses en generación de energías limpias denunciaron a México alegando prácticas de “competencia desleal”, en el marco del tratado de libre comercio (T-MEC), y se abrió un panel tripartito de solución de controversias.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.