Agencias/Londres.- Nada dura para siempre. El Tottenham y Dele Alli noquearon (2-0) al Chelsea y le dejaron sin su récord. Después de 13 victorias seguidas, los ‘blues’ sucumbieron en el derbi de Londres. El medio inglés firmó un doblete que revive la Premier League.

La marca de los ‘blues’ de Conte se queda en 13 triunfos consecutivos en una campaña pero no va más allá. Los 14 que lograron los ‘gunners’ de Wenger entre dos temporadas durante febrero y agosto de 2002 siguen vigentes. El Tottenham acabó con la imbatibilidad del Chelsea (2-0). Dele Alli tumbó al líder y revivió la Premier. El Liverpool se queda a cinco puntos de la cima, el City a siete… como los ‘spurs’, que se meten en zona Champions. El equipo de Conte vuelve a ser mortal. Hay Liga.

La pizarra de Pochettino emborronó la de Conte. El técnico argentino, que nunca ha perdido un derbi de Londres en Liga en casa, ya había dejado en evidencia a Guardiola y a su City (2-0) y volvió a ganarle la partida a otro líder en racha. Llenó de trampas el césped de White Hart Lane poniendo al Chelsea frente al espejo: tres centrales y un medio de campo pobladísimo para golpear con sus lateral (Walker y Rose) en su campo y cubrirse de las subidas de Moses y Alonso y de los contragolpes ‘blues’. El Tottenham salió a por el Chelsea y el líder no se acobardó. Matic y Kanté se zafaron con Wanyama y Dembele. Pierna fuerte y fútbol supersónico, lleno de alternativas.

Kane y Diego Costa sufrían. El ‘pichichi’ de la Premier se reveló con acciones en solitario que Lloris bloqueó. Hazard estaba vigilado, no podía correr y el ex del Atlético asumió toda la responsabilidad. Se desesperó, discutió con Pedro y aún así fue el mejor de su equipo. El Tottenham se acercaba más y Eriksen encontró a Alli. Un clásico que se multiplicó por dos en el partido. Uno en cada parte. El mediapunta danés la puso y el medio inglés, de cabeza, superó a Courtois. Primer gancho ‘spur’.

El Chelsea se vistió de líder y apretó a su rival. Tiró de carácter, de autoestima, de fuerza, de Hazard y de un Diego Costa al que frenó Courtois. El partido se abría y lo cerró Alli. Otro ‘sopapo’. Eriksen volvió a centrar, a ponerla en el lugar exacto, y el llegador inglés cabeceó a la red. El Chelsea no había encajado un tanto de cabeza en toda la Premier y recibió dos en menos de una hora. La defensa ‘blue’ no tuvo su mejor noche. No vigilaron a Alli y él apareció por sorpresa, mordiendo, directo al mentón. Diez goles en esta Premier y tercer doblete consecutivo para el futbolista del Tottenham.

Conte tocó todo sin suerte. El Tottenham anuló a su oponente, lo llevó al límite y minimizó sus virtudes. El Chelsea, que había dejado diez veces su meta a cero en su racha triunfal, ha encajado cuatro goles en los últimos dos duelos. El doble que en sus 12 choques anteriores. Y los ‘blues’ se quedaron sin ‘mojar’, un ecosistema desconocido desde septiembre y en sus 13 triunfos. Por algo el Tottenham es el equipo menos goleado (14 tantos en contra) y el que menos ha perdido (dos derrotas, como el Liverpool) del torneo. Una roca que vuelve a soñar. Todo cambió en White Hart Lane para un Chelsea cuya campaña sigue siendo brillante. Son líderes y con varios cuerpos de ventaja. Pero han abierto la puerta. Liverpool, City, Arsenal… miran con optimismo al Año Nuevo. Un Regalo de Reyes el 4 de enero. Alli noqueó al líder. No fue Muhammad, le sobra una ele en su nombre pero mandó a la lona a su rival. La Premier no está K.O.

Comentarios desactivados en Frena Tottenham al Chelsea 2-0