Agencias/ Ciudad de México.- Jason Kidd encontró la fórmula con Luka Doncic y Kyrie Irving una temporada después de un caótico final a los primeros cuatro meses juntos de las superestrellas de Dallas.

El entrenador de los Mavericks llevó al equipo a los playoffs por segunda vez en sus tres años en el cargo, y el coach de 51 años recibó una extensión de contrato a cambio.

Kidd firmó un acuerdo que lo liga al equipo por muchos años, un día antes de iniciar su serie de segunda ronda en la Conferencia Oeste en el feudo del Thunder de Oklahoma City. Dallas avanzó la semana pasada al eliminar a los Clippers de Los Ángeles en seis partidos.

El año pasado Dallas no avanzó a los playoffs después de llegar en 2022 a las finales de la Conferencia Oeste en el debut de Kidd como entrenador del equipo al que ayudó a conquistar un campeonato como base en 2011.

Un resonado intercambio por Irving en febrero de 2023 no resultó el catalizador que los Mavs esperaban para llegar a la postemporada. En cambio, el equipo se derrumbó al final de la campaña regular para tratar de preservar una selección de draft, incluso cuando había esperanzas matemáticas de clasificar al torneo play-in.

Kidd fue el centro de todas las preguntas difíciles de los últimos días de la temporada regular y obtuvo un voto de confianza del entonces propietario Mark Cuban. Dallas mantuvo la selección del draft y Dereck Lively II, de primera ronda, tuvo un impacto significativo como pívot novato.

“El año pasado aprendimos mucho sobre el carácter y sobre el equipo”, dijo Kidd. “En ese momento cada uno tenía su opinión. Pero entendiendo cuál es el plan internamente, pensé que lo habíamos ejecutado. Estar tranquilo y no perder la cabeza ni ofenderse por lo que dicen los demás resultó ser lo correcto”.

Irving volvió a firmar con Dallas, y después de que Cuban vendió su participación mayoritaria a las familias de Patrick Dumont y Miriam Adelson, vinculadas a los casinos, un gran cierre de temporada llevó a los Mavs al quinto lugar en el Oeste con 50-32.

Kidd, miembro del Salón de la Fama, ganó un campeonato de la NBA como jugador de los Mavericks en 2011, cumple su tercera temporada como técnico de Dallas. Llevó a los Mavericks al título de la División Suroeste con una marca de 50-32, su segunda campaña en la que alcanza las 50 victorias con el equipo.

La extensión se cerró justo cuando Kidd, de 51 años de edad, sonaba como posible candidato para llenar la vacante que dejó el despido de Darvin Ham en los Lakers de Los Ángeles, donde previamente fungió como auxiliar.

“Estamos entusiasmados de tener al entrenador Kidd liderando a nuestro equipo durante los próximos años con esta extensión de contrato bien ganada”, comentó Patrick Dumont, el dueño mayoritario de los Mavericks, en un comunicado divulgado por el equipo. “Kidd ha llevado a nuestro equipo a dos participaciones en los playoffs en tres temporadas, y nos entusiasma contar con su liderazgo para seguir apuntalando a esta gran franquicia”.

En su primera temporada, los Mavericks tuvieron una marca de 52-30 y alcanzaron las finales de la Conferencia Oeste, perdiendo en cinco encuentros ante Golden State. En general, Kidd tiene foja de 140-106 como técnico de Dallas, además de 323-296 en su carrera con etapas en Brooklyn and Milwaukee.

“Jason aporta un caudal de experiencia y conocimiento en su función que no se puede emular”, indicó el gerente general Nico Harrison. “Se ha ganado la confianza y respeto de nuestros jugadores, así como de otros en toda la liga”.

Kidd, nacido en California, ganó en 2011 un anillo de la NBA como jugador, precisamente, de los Dallas Mavericks.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.