febrero 3, 2024

El Pleito Imposible

 Desde El Sótano/ Por Ery Acuña/Monitor Sur/Tuxtla Gutiérrez.- EL PLEITO ENTRE MANUEL VELASCO Y EDUARDO RAMÍREZ para muchos parece imposible*; para algunos real, para otros cortina de humo.

Resulta increíble que esta alianza se pueda desmoronar de la noche a la mañana tras más de 15 años de trabajo político hermanado.

Para el Coordinador de la 4T en Chiapas, el senador con licencia, Eduardo Ramírez Aguilar, el pasado político de Manuel Velasco en el gobierno del 2012-2018, plagado de una herencia corrupta escandalosamente inédita, resulta una lápida muy pesada de cargar, pues ERA fue prácticamente el segundo al mando en esos seis años.

Sin embargo, es cierto, las coyunturas cambian. La teoría de que el güero Velasco quería a todas luces imponer a Sasil de León en la gubernatura resuena fuerte. Se habla de una rebelión del autoproclamado Jaguar Negro, incluso en la recta final de los seis años en el Senado, al no permitir más órdenes de su padrino político, pues había logrado *alianzas nuevas poderosas, entre ellas la de Pablo Salazar, quien sobra decirlo, le ayudó a derribar la candidatura de Zoé Robledo, a través de Toño Santos, éste último a quien cobijó en su gobierno entre el 2000 y el 2006.*

Lo que es un hecho, *aunque Eduardo Ramírez tenga la gubernatura en sus manos, sabe que su principal obstáculo es deslindarse hasta el último polvo de Manuel Velasco.* Mostrarse como un político renovado, fuera de la corrupción, como un incansable promotor de la seguridad y la paz.

Porque no hay información confirmada, pero *de los 4 millones y medio de votantes del INE en Chiapas, ERA está obligado a alcanzar al menos 2 millones de votos para Claudia Sheinbaum y para él mismo, si quiere tener la “legitimidad” requerida; el ingrediente clave para tener gobernabilidad, una vez que asuma el gobierno.

Facebook

monitorsur.com

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.