Agencias, Ciudad de México.- El Manchester United tendrá que llegar a un acuerdo con la UEFA, como ya hicieron Aston Villa y Brighton & Hove Albion, para que la multipropiedad de uno de sus dueños, Jim Ratcliffe, no afecte a la participación del club en competiciones europeas.

Ratcliffe, dueño de INEOS, posee un 27.7 % del United desde diciembre y es además el propietario principal del Niza francés desde 2019. Esto puede entrar en conflicto con las reglas de multipropiedad de la UEFA, que podría poner en problemas la clasificación de los ingleses a la próxima Europa League.

Según estipula la regulación, si dos equipos del mismo dueño se clasifican a la misma competición europea, el que esté en peor posición en liga quedará excluida de ella, a no ser que presente las suficientes evidencias de que la multipropiedad no les da ninguna clase de ventaja.

En estos momentos, el Niza es quinto e iría a la Europa League, mientras que el United es sexto y podría jugar la misma competición.

Sin embargo, los precedentes de equipos ingleses favorecen a los ‘Diablos Rojos’, ya que tanto Aston Villa como Brighton & Hove Albion pudieron jugar en Europa este año pese a sus vínculos con otros clubes.

Los propietarios del Villa, el grupo V Sports, tuvieron que deshacerse de un 16 % del club para poder competir en Europa, al compartir propiedad con el Vitoria Setúbal, mientras que Tony Bloom, del Brighton, también llegó a un acuerdo con la UEFA y redujo su participación en el club portugués al ser dueño también del Union St Gilloise.

Como ejemplo, la participación del Villa en el Vitoria es de un 29 %, por lo que seguiría siendo superior al 27,7 % que tiene Ratcliffe, que además confía en que su compra no le reporte ningún problema al club.

“No hay ninguna circunstancia por la que mi parte del Niza prevenga que el Manchester United juegue en la Champions League”, dijo en la prensa británica hace semanas. “Encontraremos una solución. Las reglas están cambiando y actualmente son grises, no hay nada blanco o negro. Hemos hablando con la UEFA y tengo que decir que la conversación no fue del tipo ‘tenéis que cambiar esto y a nosotros no nos gusta’. Tendremos que cambiar algunas cosas, pero la UEFA reconoce, en muchas circunstancias, que la multipropiedad beneficia mucho al club pequeño”, advirtió el multimillonario británico.

Ineos se impuso en la carrera por el control del United al interés mostrado en su día por el jeque catarí Jassim bin Hamad Al Than, que llegó a ofrecer unos 6,000 millones de euros. No hubo acuerdo porque además los cataríes querían el control total, no una participación.

Los Glazer, que invirtieron en su día 800 millones de euros por una mayoría accionarial próxima al 70%, saben del potencial del United fuera de los terrenos de juego, donde por ejemplo el año pasado aumentaron ingresos comerciales hasta topes jamás conocidos en su historia (más de 300 millones de euros) a pesar del desastre futbolístico en el que está sumido el equipo, que además acaba de quedar eliminado de las competiciones europeas al quedar último en su grupo de la Liga de Campeones. Y han aceptado la oferta de Ratcliffe para que trate de elevar el nivel en aquello que no funciona, un quid pro quo. Con todo, nada es inmediato.

Ineos no desembarcará en el United como pronto hasta dentro de un mes y medio. En el entretiempo, la Premier deberá visar la operación, de manera que habrá tiempo para madurar decisiones, entre ellas la continuidad de Erik Ten Hag como entrenador y la construcción de un equipo para la próxima temporada.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.