Agencias, Ciudad de México.- La marca de ropa Nike decidió cambiar los colores tradicionales de la bandera inglesa, del rojo habitual a un rojo adornado con morado y azul, lo que ha levantado polémica en el país, así como críticas por parte de exjugadores y del primer ministro, Rishi Sunak.

La decisión de Nike de modificar el color de la cruz del patrón de Inglaterra, San Jorge, en la camiseta de la selección nacional propició que tanto el primer ministro Rishi Sunak como el líder del principal partido de la oposición, Keir Starmer, se pronunciasen en contra del cambio.

Varios jugadores de la selección, entre ellos el capitán Harry Kane, ya han lucido la prenda. Es la que usarán los Tres Leones en el Campeonato Europeo que se disputará en Alemania el próximo verano boreal.

Cuando juegue como local, la casaca tendrá un cambio en la cruz bordada en la parte de atrás del cuello. Añadió un color violeta por el rojo original en la cruz, así como unas rayas horizontales de azul.

Según explicó Nike, se trata de una “actualización divertida” y se inspira en la indumentaria de entrenamiento que usó la selección en el Mundial de 1966, el único gran torneo ganado por la selección masculino. Con Kane, Jude Bellingham y Phil Foden en sus filas, los ingleses asoman como uno de las grandes favoritos para consagrarse en la próxima Euro.

Starmer, líder del Partido Laborista e hincha del líder Arsenal en la Liga Premier, comentó que la bandera representa un “símbolo de unidad” y que Nike debía “reconsiderar” una modificación.

“No hay que cambiarla”, dijo Starmer al diario The Sun. “Nada más tenemos que sentirnos orgullosos de la misma”.

Esta polémica ha surgido a raíz de la presentación de las equipaciones que Inglaterra vestirá en la próxima Eurocopa de Alemania. Las camisetas se han puesto a la venta por 125 libras (140 euros) y tienen esta reinterpretación de la bandera en la parte posterior del cuello.

El primer ministro conservador Rishi Sunak, de gira en el norte de Inglaterra, también se refirió al nuevo diseño de Nike.

“Desde luego que prefiero la original y mi pensamiento es que cuanto se trata de nuestras banderas nacionales, lo mejor es no tocarlas son una fuente de orgullo, de identidad, que representan quiénes somos y están perfectas tal como están”, dijo Sunak, hincha de Southampton, un club que lucha por ascender a la Premier.

En las inminentes elecciones de este años, las encuestas apunta a una victoria de los laboristas sobre los conservadores y no cabe duda que los políticos de todos los colores deberán expresar sus puntos de vistas sobre una gama de temas culturales.

Nike y la Federación Inglesa de fútbol han indicado que no contemplan hacer un cambio.

Pese a las críticas, la FA defendió el diseño al sostener que “no es la primera vez” que los diseños con la cruz de San Jorge tienen diferentes colores en la camiseta de la selección inglesa y que se siente “muy orgullosa” de la cruz tradicional.

Para mucha gente, el problema no es color, sino el costo. El modelo “auténtico” para adultos tiene un precio de 125 libras (155 dólares) y de 120 libras para niños. Se trata de un monto exorbitante en una época en que los presupuestos de los ciudadanos están al límite debido a una de las peores crisis del costo de la vida en décadas.

Una petición para que Nike dé marche atrás y cambie los colores de la bandera ha reunido más de 24,000 firmas en la página Change.org.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.