Agencias/Ciudad de México.- En la industria del entretenimiento infantil, Nickelodeon ha sido una de las principales redes televisivas durante décadas, proporcionando a millones de niños alrededor del mundo contenido divertido y entretenido. Sin embargo, detrás de las cámaras, algunos actores han compartido experiencias desgarradoras de abusos y explotación mientras trabajaban en programas de la cadena.

Estas denuncias han sacudido a la industria y han puesto de manifiesto la necesidad de un cambio profundo en la forma en que se protege a los menores en el mundo del espectáculo.

Alexa Nichols

La actriz sobresalió como uno de los testimonios más contundentes en el documental ‘Quiet on Set: The Dark Side of Kids TV’. Su participación en la exitosa serie de Nickelodeon ‘Zoey 101’, donde interpretó a Nicole, la amiga cercana de la protagonista, la colocó en una posición destacada en la industria televisiva.

En su testimonio, reveló que su autoestima se vio afectada por su experiencia en la cadena, especialmente debido a que se vio obligada a filmar escenas con connotaciones eróticas que no estaban alineadas con sus valores personales. A pesar de expresar su malestar, sus preocupaciones fueron ignoradas y no recibió apoyo por parte de quienes estaban a cargo.

Amanda Bynes

Uno de los casos más conocidos es el de Amanda Bynes, quien saltó a la fama en Nickelodeon en la década de 1990 con su papel en ‘The Amanda Show’. En años posteriores, Bynes luchó públicamente con problemas de salud mental y adicciones, revelando más tarde que había sido víctima de abusos mientras trabajaba en la red.

Se han denunciado casos de abuso de poder dentro de este programa, atribuidos a Dan Schneider. Por ejemplo, se informó que el productor solicitaba a las guionistas que le dieran masajes como requisito para considerar la inclusión de algunos de sus guiones en el espectáculo. También se mencionó que se sentaba detrás de él y lo abrazaba siendo tan solo una niña.

Jennette Mcurdy

Jennette McCurdy ha hecho impactantes revelaciones sobre el acoso que sufrió en Nickelodeon. Alega que el creador del programa, alentaba un ambiente poco saludable al comparar el comportamiento de su elenco con el de otras series y al sexualizarla en la producción, incluso siendo fotografiada en bikini, lo que la hizo sentir incómoda con su cuerpo.

Además, después de vivir estas experiencias entre 2007 y 2012, reveló que altos ejecutivos de Nickelodeon intentaron sobornarla con $300,000 para que no hablara públicamente sobre su experiencia. Aunque McCurdy rechazó la oferta, sus denuncias han desatado un debate sobre el trato a los actores en la industria del entretenimiento.

Drake Bell

El reciente documental ‘Quiet On Set: The Dark Side On Kids TV’ ha puesto bajo los reflectores a Nickelodeon y a Brian Peck, representante de Drake Bell durante los años 2000s, desencadenando una controversia en las redes sociales. En el material Bell relata el abuso que sufrió a manos de su manager.

Estaba durmiendo en el sofá donde usualmente dormía, y me desperté. Abrí los ojos, me desperté, y él me estaba agrediendo sexualmente. Me quedé paralizado y en completo shock, y no tenía idea de qué hacer o cómo reaccionar. No tenía idea de cómo salir de la situación. ¿Qué iba a hacer, llamar a mi mamá y decirle ‘Oye, acaba de pasar esto, ¿puedes venir a recogerme?

Josh Peck es conocido por interpretar a Josh Nichols en la popular serie de Nickelodeon ‘Drake y Josh’, donde su personaje, un estudiante torpe pero simpático, vive con su hermanastro, Drake. La química entre Peck y su coprotagonista, Drake Bell, fue fundamental para el éxito del programa.

En relación al escándalo de ‘Quiet on Set’, Peck expresó:

Terminé el documental ‘Quiet On Set’ y me tomó unos días procesarlo. Me comuniqué con Drake en privado, pero quiero brindar mi apoyo a los sobrevivientes que fueron lo suficientemente valientes como para compartir con el mundo sus historias de abuso físico y emocional en los sets de Nickelodeon. Hay que proteger a los niños. Revivir esto públicamente es increíblemente difícil, pero espero que pueda traer sanación para las víctimas y sus familias, así como el cambio necesario en nuestra industria.

El actor hizo hincapié en la necesidad de mejorar los protocolos de protección infantil en la industria del entretenimiento, así como la necesidad de denunciar los casos de abuso, apoyar a las víctimas y responsabilizar a los perpetradores para crear un entorno seguro para los jóvenes talentos en Hollywood.

Estas denuncias de abusos en Nickelodeon han llevado a un mayor escrutinio sobre las prácticas de la industria y han generado conversaciones importantes sobre la protección de los menores en el mundo del espectáculo. Muchos defensores han instado a una mayor supervisión y regulación para garantizar que los niños estén seguros mientras trabajan en programas de televisión y películas. Además, ha habido llamados para proporcionar más recursos y apoyo emocional a los jóvenes actores para ayudarlos a enfrentar los desafíos únicos de la fama y la presión mediática.

En respuesta a estas denuncias, Nickelodeon ha declarado su compromiso con la seguridad y el bienestar de sus empleados y ha implementado políticas para prevenir el abuso y la explotación en el lugar de trabajo. Sin embargo, muchos creen que se necesita un cambio más profundo en toda la industria para abordar adecuadamente estos problemas y proteger a los menores que trabajan en el entretenimiento infantil.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.