Agencias/ Ciudad de México.- Cuatro equipos de la NFL siguen con una tasa de vacunación por debajo del 50% menos de dos semanas antes del inicio de los campos de entrenamiento, comentó a The Associated Press una persona al tanto de la situación.

Hasta el jueves, Washington, Indianápolis, Arizona y los Chargers de Los Ángeles tenían las tasas de vacunación contra COVID-19 más bajas de la liga, de acuerdo con la persona, que habló bajo condición de anonimato debido a que la NFL no ha dado a conocer las cifras.

Pittsburgh, Miami, Carolina y Denver tienen las tasas de vacunación más altas y están entre siete equipos que han logrado llegar a por lo menos el 85%. Alrededor del 70% de los jugadores han sido vacunados. Los equipos en el fondo de la tabla de vacunación se enfrentan a posibles desventajas competitivas.

La NFL no planea cancelar ningún partido esta temporada, añadió la fuente.

En un memorándum enviado a los equipos de la liga la semana pasada y al que la AP tuvo acceso el jueves, la NFL, en conjunto con el sindicato de jugadores, actualizó los protocolos para permitir que los equipos que viajen a prácticas conjuntas tengan su máximo diario de individuos de nivel 1 y 2. El grupo que haga el viaje estará conformado por 100 o 140 personas, dependiendo de la tasa de vacunación del equipo. El club debe limitar a 85 el número de individuos que viajan en el transporte del equipo, pero puede llevar por separado a la práctica a personal adicional de nivel 1 y nivel 2 hasta alcanzar los límites diarios de nivel aplicables.

De igual forma, a partir del inicio del campamento de entrenamiento, los equipos deberán elaborar un método para identificar visualmente a los individuos que estén completamente vacunados del nivel 1 y del nivel 2.

Se recomendó el uso de brazaletes o tarjetas de identificación codificadas por colores, pero los equipos pueden elegir otros métodos.

El mes pasado, la NFL y el sindicato de jugadores actualizaron los protocolos para reducir las restricciones para los jugadores que estén completamente vacunados y para alentar a otros a vacunarse.

Los jugadores que no estén vacunados deberán seguir sometiéndose a pruebas diagnósticas diarias de coronavirus, portar mascarillas y practicar el distanciamiento social. No podrán comer junto a sus compañeros, tampoco participar en actividades con los medios de comunicación o de publicidad cuando estén de gira, no podrán utilizar el sauna o la sala de vapor ni podrán abandonar el hotel del equipo o interactuar con personas ajenas al equipo cuando estén de viaje. Los jugadores vacunados no tendrán que seguir ninguna de esas medidas.

NFL brindará fondos para investigación de lesiones de tendón de la corva

La NFL invertirá 4 millones de dólares para estudiar a fondo lesiones de extremidades inferiores, las que más tiempo perdido causan en la liga

Son las lesiones más comunes en la NFL, y caso el 75 por ciento de ellas resulta en minutos de juego perdidos.

El consejo científico de la liga anunció una provisión de cuatro años y 4 millones de dólares para un equipo de investigadores médicos liderados por la Universidad de Wisconsin. El estudio es parte del esfuerzo de la NFL por comprender mejor y prevenir las lesiones de extremidades inferiores, incluyendo las de tejido suave, como tendón de la corva.

“Cuando ves la carga de la lesión en general, lesiones de extremidades inferiores y tirones son la lesión principal que ocasiones pérdida de tiempo en la NFL. Es un problema enorme que mantiene a nuestros jugadores fuera del campo, así que se ha convertido en una prioridad nuestra”, dijo el jefe de la NFL, Dr. Allen Sills, a The Associated Press, antes del anuncio del jueves.

Leigh Weiss, director de rehabilitación de los New York Giants y cabeza del grupo de trabajo de la NFL para lesiones de tejido suave, dijo esperar que la investigación lleve a un mejor entendimiento de “quién se lesiona, cómo se lesiona, y cómo es su tiempo de recuperación”.

“¿Podemos aprender más acerca de cada lesión individual para ayudar a lograr un mejor tratamiento, una mejor rehabilitación, y finalmente, reducir lesiones, porque estas tienen una tasa de recurrencia del 20-25 por ciento?”, explicó. “Esas preguntas, las queremos responder con ciencia”.

Las lesiones de tendón de la corva típicamente ocurren entre jugadores de jugadores de posición que corren a mayores velocidades, pero jugadores de otras posiciones también son susceptibles.

“Diferentes tipos de jugadores, diferentes tipos de exposiciones, sigue siendo complejo”, explicó Sills.

Agregó Weiss: “Hemos llevado resultados preliminares de regreso a coaches, cuerpos médicos y jugadores, y hablado con ellos sobre la importancia de un regreso gradual en la actividad para prevenir la lesión”.

La investigación será liderada por Bryan Heiderscheit de University of Wisconsin Orthopedics and Badger Athletic Performance, en conjunto con David Opar del Australian Catholic University SPRINT Centre y Silvia Blemker, cofundador de Springbok Analytics.

“Los resultados que sean producidos serán aplicables a otros deportes”, señaló Sills. “Creemos que podemos compartir ampliamente e impactar los deportes a todos los niveles”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.