Agencias/Ciudad de México.- Viktor Gyökeres llegó al Sporting de Portugal en julio pasado como un desconocido procedente de la segunda división inglesa y ahora concluye su temporada de debut como campeón, ídolo y ‘pichichi’ de la liga lusa con 29 goles.

Los 21 millones de euros pagados por el Sporting al Coventry City le convirtieron en el fichaje más caro de la historia del club lisboeta y el goleador sueco no ha defraudado las expectativas.

Gyökeres, de 25 años, no tardó en transformarse en el pilar de los ‘leones’, bajo la batuta del técnico Rúben Amorim, que ha sabido sacar partido de su capacidad de definición e incluso de pase, ya que además de sus goles dio nueve asistencias en el campeonato.

En los 49 partidos que ha disputado en todas las competiciones con el Sporting, ha marcado en 43 ocasiones -una media de 0.88 dianas por partido- y ha dado 14 pases para gol.

La capacidad física del nórdico ha supuesto, además, un mayor aprovechamiento de los pases largos desde la defensa o el portero -una de las características del juego de Amorim-, al ser devueltos más tarde a los compañeros en ataque o en el centro del campo.

Esto también ha permitido sacar más partido de jugadores que hasta la llegada de Gyökeres eran inconsistentes, como el delantero Paulinho o el extremo Francisco Trincão, exjugador del FC Barcelona, que han florecido al lado del sueco.

Con contrato hasta 2028 y una cláusula de rescisión de 100 millones de euros, la continuidad del artillero en Lisboa es aún incierta y él mismo reconoce que “no se puede predecir el futuro”.

“Me gustaría quedarme, me gusta estar aquí. En el fútbol todo pasa rápido, habrá que esperar”, declaró recientemente a la prensa tras conquistar el título liguero.

Es tan segura la muerte como que en el fútbol no hay nada escrito. En los últimos años, el Brighton ha despuntado como una fábrica prácticamente ilimitada de talento en la que muchos futbolistas dieron un paso en su carrera y dejaron un buen fajo de billetes en The Amex. Pero con Viktor Gyökeres algo falló y no acertaron como con Moisés Caicedo, Marc Cucurella, Ben White o Alexis Mac Allister, que dejaron cerca de 300 millones de euros con sus salidas.

Como en todos los aspectos de la vida, hablar a toro pasado es muy sencillo, pero viendo el rendimiento de Viktor Gyökeres en el Sporting CP, algún arrepentimiento habrá en el sur de Inglaterra. A sus 25 años, está siendo una de las sensaciones de Europa en el equipo dirigido por Rubén Amorim, superando a Harry Kane o a Kylian Mbappé en goles y asistencias.

No tuvo oportunidades en Brighton. Algo curioso en un club que trabaja muy bien la captación de talento y el desarrollo de sus ‘apuestas’. Pero los mejores también fallan. El conjunto lisboeta pagó por él 21 millones de euros el pasado verano y su valor se ha multiplicado exponencialmente. Según ‘Transfermarkt’ vale 55 millones de euros, pero los ‘Leones’ ya le han puesto precio: 100 ‘kilos’.

Sin embargo, para entender su explosión y el interés de equipos como el Arsenal, el Chelsea o el Atlético de Madrid, entre otros, hay que recapitular un poco en el tiempo. Su aventura en el mundo del fútbol arrancó en su Suecia natal, en el Brommapojkarna. En 2018, los ojeadores del Brighton se fijaron en él y no dudaron en llevarlo a Inglaterra a cambio de 1 millón de euros.

Pero Gyökeres, que solo jugaría ocho partidos con el primer equipo, fue encadenando cesiones sin demasiado éxito. Primero en el St. Pauli (siete dianas en 24 choques), después en el Swansea City (un gol en 12 partidos). Hasta que el Coventry City llamó a su puerta.

El delantero sueco no tuvo problemas en bajar un escalón. Aceptó jugar en Championship. Dos temporadas, para ser exactos. Marcó 43 goles en total, liderando a un equipo que estuvo a un paso de conseguir el ascenso a Premier League en Wembley (finalmente lo consiguió el Luton Town en la tanda de penaltis). Además de mantener vivo el sueño de subir de categoría hasta el final, dejó 21 ‘kilos’ en las arcas del modesto club.

Y le llegó la gran oportunidad del Sporting CP, que está aprovechando al máximo. Bajo las órdenes de Rubén Amorim suma la friolera de 36 goles y 15 asistencias en 41 partidos. Es decir, Gyokeres ha participado en 51 goles, fabrica 1.24 tantos por choque o contribuye en una diana cada 66 minutos. El dato es impactante, da igual la forma en que se presente.

Con contrato hasta 2028 y teniendo en cuenta que se le intuye poco tiempo más en Portugal, Viktor Gyökeres se convertirá en una venta récord del Sporting CP. El Brighton lo dejó salir hace tres años por 1.2 millones de euros. Las vueltas que da la vida.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.