Agencias/Ciudad de México.- Objetos estelares jóvenes descubiertos hace 30 años cerca del agujero negro supermasivo Sagitario A estrela en el centro de la Vía Láctea, se comportan de manera diferente a lo esperado.

Describen órbitas similares a las estrellas jóvenes evolucionadas ya conocidas y se disponen en un patrón particular alrededor del agujero negro supermasivo, adoptando formaciones que recuerdan a las de un enjambre de abejas, según un nuevo estudio publicado en Astronomy & Astrophysics.

Participaron investigadores de la Universidad de Colonia, la Universidad Masaryk en Brno (República Checa), la Universidad Carolina de Praga (República Checa), la Academia de Ciencias de la República Checa y el Instituto Max Planck de Radioastronomía en Bonn.

Estas estrellas, también conocidas como estrellas S, dan la vuelta al agujero negro supermasivo a velocidades de varios miles de kilómetros por hora en pocos años. Las estrellas son sorprendentemente jóvenes y su presencia es desconcertante, ya que según las teorías populares, uno esperaría que solo hubiera estrellas viejas y tenues en las inmediaciones del agujero negro supermasivo.

El avance tecnológico que se ha producido en las últimas décadas y los largos periodos de observación del centro galáctico con un telescopio moderno plantean actualmente más preguntas. En 2012, por ejemplo, se descubrió un objeto que los investigadores supusieron que era una nube de gas que fue “absorbida” por el agujero negro supermasivo.

Aunque esta teoría no ha sido confirmada, durante mucho tiempo no ha estado claro exactamente de qué tipo de objeto se trata. En los últimos años, cada vez hay más pruebas de que podría ser un joven objeto estelar (YSO por sus siglas en inglés) rodeado de una nube de polvo.

Además de las estrellas S, los investigadores están estudiando una docena de objetos en las inmediaciones del agujero negro supermasivo que también tienen propiedades muy similares. Descubrieron que los objetos eran incluso significativamente más jóvenes que las estrellas de alta velocidad ya conocidas.

“Curiosamente, estos YSO muestran el mismo comportamiento que las estrellas S. Esto significa que los YSO circunnavegan el agujero negro supermasivo a velocidades de varios miles de kilómetros por hora en unos pocos años”, explicó el Dr. Florian Peisker del Instituto de Astrofísica de la Universidad de Colonia y autor correspondiente del estudio.

“Se descubrió que las estrellas S son sorprendentemente jóvenes. Según las teorías convencionales, la presencia adicional de un jardín de infancia estelar compuesto por YSO es completamente inesperada”, agregó el Dr. Peisker.

Además, este grupo de objetos de alta velocidad compuesto por YSO y estrellas S parece a primera vista un enjambre caótico de abejas. Sin embargo, de la misma manera que un enjambre de abejas tiene un patrón y formaciones regulares, también lo tienen los YSO y las estrellas S.

De esta manera, los investigadores pudieron demostrar que tanto los YSO como las estrellas S están dispuestos de una manera específica y organizada dentro del espacio tridimensional.

“Esto significa que existen constelaciones estelares específicas preferidas. La distribución de ambas variantes estelares se asemeja a un disco, lo que da la impresión de que el agujero negro supermasivo obliga a las estrellas a asumir una órbita organizada”, dijo Peisker.

Los colores de las fuentes de polvo sugieren una naturaleza estelar consistente con la distribución de energía espectral en los dominios del infrarrojo cercano y medio. Además, las escalas de tiempo de evaporación de acumulaciones de polvo y gas en las proximidades de Sgr A* son mucho más cortas que las épocas cubiertas por las observaciones. Además de la fuerte evidencia de la clasificación estelar de las fuentes D, también encontramos un patrón claro en forma de disco que sigue las disposiciones de las estrellas S propuestas en la literatura. Además, encontramos una inclinación intrínseca global para todas las fuentes de polvo de 60 ± 20°, lo que implica un proceso de formación común.

El patrón de las fuentes de polvo manifestado en la distribución de los ángulos de posición, inclinaciones y longitudes del nodo ascendente sugiere fuertemente dos escenarios diferentes: las estrellas de la secuencia principal y las fuentes de polvo del cúmulo estelar S comparten una historia de formación común o migraron con un canal de formación similar en las cercanías de Sgr A*. Alternativamente, la influencia gravitacional de Sgr A* en combinación con un perturbador masivo, como un supuesto agujero negro de masa intermedia en el cúmulo IRS 13, obliga a los objetos polvorientos y a las estrellas S a seguir una disposición orbital particular.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.