junio 1, 2021

Centro: Así llegan… 

De Primera Mano/Por Rodulfo Reyes/Villahermosa.- Para aventurar un desenlace en la jornada para presidente municipal de Centro, conviene observar cómo concluyen campaña los tres principales candidatos. Lo evidente es que el priísta Andrés Granier Melo terminó siendo el único antagonista del gobierno. 

1.- Yolanda Osuna Huerta, de Morena, finaliza como favorita por la “marca” que la acuerpa. En su equipo aseguran que está 20 puntos encima de su oponente del PRI.  

La ex secretaria de Cultura no pudo superar el estigma de “desconocida”, aunque a su favor puede anotarse que la oposición no logró “destaparle” casos de corrupción que la “marcaran” como a sus contendientes. 

Las principales acusaciones en su contra fueron que fue “impuesta” por el gobernador Adán Augusto López Hernández y que carecía de “arraigo”, si bien no pudieron hacerla ver como corrupta. 

Osuna puntea por la fortaleza del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador. 

2.- Granier no pudo articular un discurso que convenciera electorado y tampoco logró imponer la agenda de campaña, lo que es primordial para ganar una elección. Sí pudo dar “campanazos”, como cuando denunció que la Policía allanó el depósito de cerveza en Paraíso de uno de sus escoltas, pero el vinotinto no le respondió diluyéndose el impacto. 

Al químico lo persiguió la “mancha” de ser el peor gobernador de todos los tiempos, incluso por encima del perredista Arturo Núñez Jiménez, quien, por lo menos, no endeudó a Tabasco como el priísta. 

El exmandatario hizo campaña a lado de su hijo Fabián, a quien se ubica como su principal lastre por el recuerdo de la rapiña que habría cometido cuando su padre fue inquilino de la Quinta Grijalva.  

Los que saben de elecciones aseguran que la derrota de Fabián Granier Calles es inminente en el sexto distrito local. 

El químico no aterrizó ante el electorado la impresión de que va a ganar, mas en redes sociales, principalmente en Facebook, logró ganar la batalla y para el mundo digital se encuentra “arriba”. 

3.- Acaso sin pretenderlo, el abanderado del PRD, Manuel Andrade Díaz, dio pistas del estado en que llegan los candidatos: desde hace un par de semanas arreció su crítica contra su homólogo priísta, difundiendo comparativos de los resultados de su gestión y la de Granier, con saldos desfavorables para el químico. 

El perredista no bajó de ratero a su contendiente. 

Según especialistas, la estrategia del cierre de Andrade tiene como fin “pegarle” al segundo lugar para posicionarse del escalón previo a la punta para luego competir por el primer lugar. 

El ejemplo de esto se dio en 2006, cuando Felipe Calderón Hinojosa arrancó en tercer lugar. El primer movimiento del abanderado del PAN fue atacar al priísta Roberto Madrazo Pintado, que iba en segundo lugar, para desbancarlo y enseguida ponerse al tú por tú con el puntero perredista Andrés Manuel López Obrador. 

Luego de mandar al lugar tres al exgobernador tabasqueño, Calderón se le fue a la yugular al que iba al frente. Fue entonces que se acuñó la frase de que López Obrador era “un peligro para México”. 

PARA SU INFORMACIÓN… 

HA TRASCENDIDO QUE por plata PRI y PRD no se detendrán en su intento de cerrarle el paso al candidato de Morena a la alcaldía de Huimanguillo, Oscar Ferrer Abalos, quien va arriba en la intención del voto, aunque se enfrenta a poderes fácticos representados por una familia que se ha perpetuado en el gobierno. Ojalá se equivoquen quienes creen que la vida de Ferrer corre peligro.   

Share

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.