Agencias/Ciudad de México.- Con un claro reto de “Queremos Boston”, la afición del Miami Heat comenzó a celebrar un inesperado paso a los playoffs de la NBA como octavo sembrado en la Conferencia del Este, con un partido que resultó más claro de lo esperado por marcador de 112-91 ante los Chicago Bulls.

El resultado fue tan sorprendente que incluso en un partido de todo o nada para continuar con vida en la temporada, el Kaseya Center lució huecos importantes en las tribunas, debido a que el Heat perderá por varias semanas a su figura Jimmy Butler, por un esguince en la rodilla.

Ahora el Heat será el rival del mejor equipo de la temporada, los Boston Celtics, por tercera temporada consecutiva, solo que ahora se verán en la Primera Ronda, mientras que en 2023 y 2022 se encontraron en la Final de Conferencia, con saldo de una victoria para cada equipo.

Mientras tanto en New Orleans, unos esperanzados Pelicans también sobrevivieron sin su principal activo, Zion Williamson para mantener viva su temporada superando a unos decepcionantes Sacramento Kings por 105-98 y ganar así el último boleto disponible para los playoffs en el Oeste, donde los esperan el Oklahoma City Thunder, el mejor sembrado de la Conferencia.

Brandon Ingram anotó 24 puntos, Jonas Valanciunas añadió 19 puntos y 12 rebotes.

Miami Heat-Chicago Bulls y New Orleans Pelicans-Sacramento Kings disputaron dos partidos que cerrarán el ‘play-in’ de la NBA del que salieron los dos últimos equipos para completar el cuadro del ‘playoff’.

Con Los Angeles Lakers (séptimos en el Oeste) y los Philadelphia 76ers (séptimos en el Este) clasificados y los Golden State Warriors y los Atlanta Hawks ya eliminados, la NBA busca a los dos últimos conjuntos que entrarán a la postemporada como octavos de sus respectivas conferencias.

En ambos casos serán dos premios ‘envenenados’, ya que en el Oeste el vencedor se medirá con los sorprendentes y temibles Oklahoma City Thunder y en el Este el ganador se verá las caras con los todopoderosos Boston Celtics, el gran favorito al anillo con permiso de los vigentes campeones, los Denver Nuggets.

En el Oeste, los Pelicans recibirán a los Kings con una ausencia muy importante: la de Zion Williamson, que firmó un partidazo de 40 puntos contra los Lakers pero que se lesionó en los isquiotibiales en los últimos minutos y no podrá estar en el duelo a cara o cruz de este viernes.

Las opciones de Nueva Orleans sin Zion y con Brandon Ingram todavía mermado por una lesión recientemente caen notablemente, pero los Pelicans son un equipo que le tiene tomada la medida a los Kings, tanto que se han llevado sus cinco partidos este año contra los californianos incluyendo el cruce de cuartos del NBA In-Season Tournament.

Por su parte, los Kings, después de quizá haber puesto el punto final a la dinastía de los Warriors de Stephen Curry, viajarán a la cuna del jazz con Domantas Sabonis y De’Aaron Fox al frente y con el español Jordi Fernández, técnico asistente, dando sus últimos pasos en Sacramento antes de tomar las riendas como entrenador jefe de los Brooklyn Nets.

En cuanto al Este, el destino ha querido que se repita el mismo partido por el octavo puesto que el año pasado: un Heat-Bulls en Miami.

Sin embargo, Jimmy Butler, fabuloso en la postemporada del año pasado hasta llevar a los de Erik Spoelstra a las Finales, sufrió una lesión en la rodilla este miércoles contra los Sixers y, a falta de confirmación oficial, medios como ESPN y The Athletic, citando fuentes del equipo, han asegurado que no podrá jugar contra Chicago.

Los Bulls de DeMar DeRozan tratarán de vengarse de su eliminación de 2023 en el ‘play-in’ y para ello contarán con un Coby White que deslumbró este miércoles contra los Hawks con 42 puntos.

El Heat (46-36) se prepara para no contaron con Jimmy Butler, Terry Rozier y posiblemente Duncan Robinson ante los Bulls (39-43), que perdieron al base Alex Caruso por un esguince de tobillo en la victoria del miércoles ante Atlanta.

Los Pelicans (49-33) no cuentan con Zion Williamson, por una lesión en el tendón de la corva, ante los Kings (46-36), que no tendrá a sus titulares Kevin Huerter y Malik Mont, quienes han estado fuera en las últimas semanas por lesiones.

“Lo haremos de la forma complicada”, admitió Spoelstra. “Ese tiene que ser el camino ahorita. Vamos a descansar, darnos tratamiento y apoyarnos para estar listos. Será competitivo ante nuestra afición local”.

El duelo de Bulls y Heat es una revancha del último duelo del mini-torneo del año pasado en el Este, cuando Chicago lideraba por tres a 3:47 minutos finales antes de verse superado 15-1 el resto del encuentro.

“Recuerdo el viaje a casa muy vívido”, admitió el base de los Bull DeMar DeRozan. “Todos estaban frustrados. Esa sensación apestó. Sé que para mí eso ha estado en mi cabeza desde que supimos que regresaremos a Miami —no tener la misma sensación”.

Sacramento avanzó en el Oeste al eliminar a Golden State el martes. Nueva Orleans perdió la oportunidad de quedarse con la séptima siembra el martes ante los Lakers de Los Ángeles.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.