Agencias/Las Vegas.- AT&T, la empresa de telefónica de mayor facturación en el mundo, ha comprado el gigante de la televisión y el cine TimeWarner por un precio mínimo de 80 mil millones de dólares (73.400 millones de euros), lo que desencadenaría el inicio de una oleada de fusiones entre compañías de telecomunicaciones e Internet y de medios de comunicación.

Otras empresas, como Apple y National Amusements -que controlan, entre otras, la cadena de televisión CBS y el estudio de Hollywood Paramount- habían mostrado en interés en adquirir TimeWarner, lo que aceleró la operación de AT&T.

La empresa telefónica pagará una prima de un 26 por en relación al precio de la acción de Time Warner, de acuerdo al diario The Wall Street Journal que destapó las negociaciones este viernes.

El movimiento no ha causado sorpresa. AT&T se está viendo afectada por una guerra de precios lanzada por sus rivales, la japonesa Sprint y la alemana T-Mobile, después de que el Gobierno de Barack Obama bloqueara las ventas de ambas para preservar la competencia.

Así que la empresa de telecomunicaciones está lanzándose a la televisión y a la distribución de contenidos online. Ya en 2015, compro por 50 mil millones de dólares (casi 46.000 millones de euros) la empresa de distribución de televisión por satélite DirectTV.

En 2017, ATT va a lanzar el servicio DirectTV Now, para distribuir contenidos a través de Internet.

El objetivo es competir con Netflix y Amazon Prime, que producen y venden películas, series y documentales a través de la red, y que están pulverizando el negocio tradicional de la televisión en Estados Unidos por la sencilla razón de que la gente ha dejado de suscribirse a los servicios de cable o satélite para, consumir productos en su tableta, sin tener que pagar 120 dólares por 80 canales de los que 75 no le importan nada.

AT&T no está sola en este empeño. En julio, su principal competidor, Verizon, compró la mayor parte de la empresa de Internet Yahoo por 4.830 millones de dólares (4.440 millones de euros), en buena medida por sus contenidos. S

in embargo, el anuncio de que más de 500 millones de cuentas de Yahoo han sido hackeadas y de que esa empresa examinó todos los correos electrónicos de sus usuarios por órdenes de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, según su siglas en inglés) de Estados Unidos han hecho que Verizon se replantee el precio de la adquisición y esté estudiando rebajarlo.

Verizon también ha comprado AOL, la antigua America Online, que cuenta con varias webs entre sus activos.

El objetivo de estas empresas es claro: ellas son dueñas de las ‘tuberías’, es decir, de ls canales de distribución, que incluyen redes de fibra óptica y satélite.

Lo que quieren es ser dueñas también del ‘agua’ que pasa a través de esas ‘tuberías’, o sea, de los contenidos, para ofrecérselos a sus clientes. De este modo, las telefónicas reducen su dependencia de su negocio tradicional, que está desapareciendo a medida que la gente descubre que con WhatsApp y otros servicios puede hablar y transmitir mensajes sin pagar.

Otra cosa, sin embargo, es que las sinergias funcionen. A fin de cuentas, TimeWarner había sido comprada por AOL en 1998. Esa llegó a ser considerada la mayor fusión de la Historia, y generó la empresa que registró las mayores pérdidas en 2002.

La lógica era similar a la de las operaciones que se están llevando a cabo: aprovechar la presencia de AOL en Internet para distribuir los contenidos de TimeWarner.

Al final, AOL y TimeWarner se separaron. La primera quedó convertida en una sombra de lo que había sido, y ha terminado en manos de Verizon. La segunda se ha pasado una década deshaciéndose de activos, hasta acabar siendo una empresa de entretenimiento. Ahora, la Historia se repite.

Comentarios desactivados en Adquiere AT&T a TimeWarner por 80 mil millones de dólares