Agencias/ Ciudad de México.- Las mujeres en Afganistán pueden continuar estudiando en universidades, incluso a nivel de posgrado, pero las aulas estarán separadas por género y la vestimenta islámica será obligatoria, dijo el domingo el nuevo gobierno talibán.

El ministro talibán de educación superior, Abdul Baqi Haqqani, esbozó las nuevas políticas en una conferencia de prensa, días después de que los nuevos gobernantes de Afganistán formaran un gobierno exclusivamente masculino.

El sábado, el Talibán izo su bandera en el palacio presidencial en una señal de que el nuevo gobierno había comenzado a funcionar.

Haqqani justificó la medida al afirmar que la educación conjunta impide a las mujeres concentrarse en sus estudios, es “contraria al islám y a los valores culturales afganos” y había sido pedida por sindicatos de profesores y estudiantes.

El mundo observa de cerca hasta qué punto los talibanes podrían actuar en forma distinta a la primera vez que estuvieron en el poder a finales de la década de 1990.

Algunos centros ya han implementado esta medida, y el medio local Ariana News mostró imágenes de un aula universitaria con un puñado de alumnos segregados por sexo: las mujeres a la izquierda y los hombres a la derecha, divididos por una tela.

En aquella época, las niñas y mujeres estaban excluidas de la educación así como de la vida pública.

Los talibanes aseguran que han cambiado, incluso su actitud hacia las mujeres. Sin embargo, las mujeres fueron excluidas de practicar deportes y los talibanes han actuado en los últimos días en forma violenta contra manifestantes femeninas que exigen igualdad de derechos.

Haqqani señaló que el Talibán no desea retroceder a hace 20 años. “Comenzaremos a construir sobre lo que ya existe”, agregó.

Sin embargo, las estudiantes universitarias enfrentarán restricciones en el régimen talibán, como estrictos códigos de vestimenta obligatorios.

Haqqani dijo que los hijabs serán obligatorios pero no precisó si esto significaba el uso forzoso de pañuelos en la cabeza o velos faciales.

La separación de los estudiantes por género también será obligatoria, señaló. “No permitiremos que chicos y chicas estudien juntos”, afirmó. “No permitiremos la educación mixta”.

Haqqani señaló que las materias impartidas en las universidades podrían ser revisadas. Aunque no abundó en detalles dijo que quería que los graduados en las universidades de Afganistán sean competitivos con los de otras instituciones en la región y el resto del mundo.

Los talibanes, que se ciñen a una severa interpretación del Islam, prohibieron la música y el arte la vez anterior que estuvieron en el poder. Ambos aspectos han continuado en la televisión y los canales de noticias aún presentan a conductoras, aunque el mensaje del Talibán continúa siendo imprevisible.

En una entrevista en el popular programa Tolo News de Afganistán, el portavoz del Talibán, Syed Zekrullah Hashmi, dijo que las mujeres deben dedicarse a dar a luz y criar hijos.

Aunque los talibanes no han descartado una eventual participación de las mujeres en el gobierno, el portavoz señaló que “no es necesario que haya mujeres en el gabinete”.

Los talibanes asumieron las riendas del país el 15 de agosto, el día que capturaron la capital, Kabul, tras capturar las provincias periféricas en una veloz campaña militar.

Incluso antes de que los talibanes llegaran al poder, los chicos y chicas estudiaban separados en las primarias y secundarias.

En las secundarias las niñas debían utilizar túnicas que les llegaran hasta las rodillas y pañuelos blancos en las cabezas. Tenían prohibido utilizar pantalones vaqueros, maquillaje y joyería.

ACTIVISTAS ATACAN LA SEGREGACIÓN POR SEXO

El anuncio ha sido visto por activistas pro derechos de las mujeres como un ejemplo más de los talibanes imponiendo su conservadora visión del mundo y del islám por la fuerza.

“Esta decisión demuestra la animosidad de los talibanes contra la educación de las mujeres, a las que quieren privar de poder estudiar”, lamentó a Efe Masouda Kohistani.

La activista afirmó que la segregación por sexos también del profesorado afectará negativamente a la calidad de la educación de las mujeres.

“Por ejemplo, en las universidades de medicina los profesores con más experiencia profesional son hombres, incluso en el departamento de maternidad”, dijo.

La también activista Zarlasht Mayar afirmó a Efe que se trata de un paso más de los fundamentalistas para relegar las mujeres a un segundo plano.

“El género no debería ser un pretexto para obstaculizar la educación, la segregación de las clases es un comienzo para aislar a las mujeres de la sociedad y los talibanes tomarán más medidas para evitar que se dediquen a ciertas profesiones”, dijo.

Las estudiantes afganas solo podrán atender a cursos impartidos por profesoras, según las nuevas reglas de los talibanes, que están elaborando un nuevo currículum para la educación superior que se adapte “al islám y a la cultura afgana”.

Algunos centros ya han implementado esta medida, y el medio local Ariana News mostró imágenes de un aula universitaria con un puñado de alumnos segregados por sexo: las mujeres a la izquierda y los hombres a la derecha, divididos por una tela.

Los talibanes buscan una segregación total entre ambos sexos, aunque Haqqani afirmó que como último recurso los centros podrán separar a hombres y mujeres con una cortina.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.