Agencias, Ciudad de México.- Con Todos Menos Contigo no brilló en taquilla por sus excelentes reseñas, sin embargo, su recaudación a nivel mundial fue notable. Con un presupuesto de 25 millones de dólares, la película recaudó 214 millones de dólares en todo el mundo, un número positivo que habla bien sobre la reputación de las comedias románticas en nuestros tiempos.

Algunos opinan que Con todos menos contigo tiene muchas escenas “cringe”, y de hecho, el director Will Gluck tiene una gran respuesta para el tema. En entrevista con Letterboxd, Gluck sostiene que todas esas escenas en específico tienen su origen en Shakespeare, pues recordemos que la película está brevemente basada en Mucho ruido y pocas nueces, comedia de 1612.

En la cultura de internet, “cringe” se refiere a algo que provoca una sensación de incomodidad, vergüenza ajena o malestar emocional en quien lo experimenta. Esta sensación puede surgir al presenciar acciones, comportamientos o contenido que son percibidos como forzados, inauténticos, embarazosos o socialmente inaceptables. El término “cringe” se utiliza comúnmente para describir situaciones en las que alguien se comporta de manera incómoda o vergonzosa, ya sea en la vida real o en contenido digital como videos, memes o comentarios en redes sociales.

Así es, esos momentos supuestamente vergonzosos, o de pena ajena, en la cinta, fueron tomados de Shakespeare. Esto fue lo que Gluck dijo:

Es gracioso porque incluso mi reseña favorita de Letterboxd dice: “Oh, hay tantas escenas cringe”. Yo digo: “Bueno, ¿cuáles son cringe?”. “Oh, la parte tonta cuando el padre y el hermano actúan ruidosamente”. Y yo respondo: “Eso es directamente de William Shakespeare”. Todas las escenas cringe de esta película están tomadas directamente de William Shakespeare. Los tropos que tienen todas las comedias románticas ahora, él los comenzó allá por los dieciséis años. Ahí es donde comenzaron. Entonces, sí, lo has visto millones de veces, pero esto fue honrar la tontería de eso.

Sydney Sweeney posee una gran habilidad para interpretar una amplia gama de roles en cine y televisión. Comenzó su carrera en la actuación a una edad temprana, apareciendo en comerciales y programas de televisión antes de ganar reconocimiento por sus papeles en series como The White Lotus. Sin embargo, fue su participación en la aclamada serie de HBO, Euphoria, la que la lanzó al estrellato, interpretando a la compleja y vulnerable Cassie Howard. También ha tenido participaciones en Había una vez en… Hollywood y The Voyeurs, consolidándose como una de las actrices jóvenes más talentosas y solicitadas de la industria.

Sweeney ha recibido elogios tanto de críticos como de audiencias por su capacidad para sumergirse en personajes diversos y transmitir emociones auténticas en pantalla. Su talento natural y su dedicación al oficio han sido fundamentales para su éxito, mientras continúa desafiándose a sí misma con proyectos que exploran temas complejos y narrativas profundas. Con una carrera en ascenso y una lista cada vez mayor de proyectos emocionantes, Sydney Sweeney ha demostrado ser una fuerza a tener en cuenta en la industria del entretenimiento, con un futuro prometedor por delante.

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.