mayo 3, 2024

Tabasco: No habrá “sorpresas” el 2 de junio

De Primera Mano/Por Rodulfo Reyes/Villahermosa.- Justo dentro de un mes, Tabasco se despertará con la noticia del nombre de su nuevo gobernador. Y, a menos que lo alcance una calamidad política, el lopezobradorista Javier May Rodríguez despachará en Plaza de Armas en los próximos seis años.

En todo caso la duda que permanece es quién de los adversarios de Morena obtendrá el segundo lugar, lo cual le permitiría a mediados de sexenio recomponerse al entrar la mengua del poderío vinotinto ante la desaparición de la escena pública del principal activo del partido en el poder, el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Muchos analistas son de la idea de que la oposición en su conjunto obtendrá victorias municipales, sin que haya un escenario ni de mediano riesgo para la gubernatura.

Para ocupar el espacio de “primera minoría” o quedar “más cerca” del triunfador, se menciona al abanderado del PRD, el senador con licencia Juan Manuel Fócil Pérez, quien consiguió 10 mil mantas para su propaganda de la oficina de la abanderada presidencial Xóchitl Gálvez Ruiz.

Por los resultados de las elecciones de 2018 y de 2021, el sol azteca posee el título de segunda fuerza política del edén.

Un indicio más de que a Fócil se le ubica como el competidor real es que durante el pasado debate de candidatos a la Quinta Grijalva, al único que May le contestó en forma directa los ataques fue al perredista, a quien le recordó que como diputado federal era conocido como El rey del moche.

Al resto de aspirantes no les respondió en forma personal, sino con la alusión al “PRIAN” en referencia a la alianza entre PRI y PAN.

Después de May, el perredista es quien más espectaculares instaló en lugares estratégicos de la capital y del estado.

A decir de especialistas, los carteles de candidatos en lugares públicos son de suma importancia porque “disuaden” al ciudadano a definir su voto.

En un principio, cuando estaban a punto de arrancar las campañas, se llegó a creer que la abanderada de Movimiento Ciudadano, María Inés de la Fuente Dagdug, podría hacer el mejor papel de los opositores por su imagen fresca y por la capitalización del partido de Dante Delgado de las figuras de los gobernadores de Nuevo León y Jalisco, Samuel García y Enrique Alfaro, respectivamente.

Sin embargo, a un mes de los comicios puede afirmarse que no hubo dicho despegue, pese a que MC logró nominar a candidatos con arraigo en algunos municipios donde puede alcanzar la victoria, como la repetición en Tacotalpa, ganar en Teapa e incluso dar la batalla en Huimanguillo.

Para cerrar con el cuadro de la oposición queda la abanderada del PAN, la priísta Lorena Beaurregard de los Santos, a la que se sumó el PRI.

A diferencia del PRD y MC que tienen aspirantes populares a presidentes municipales, el blanquiazul y el tricolor carecieron hasta de interesados en regidurías. Ningún panista ni priísta medianamente informado quiso abanderar causas perdidas.

Pero si el agotamiento de imagen que arrastran estos partidos no fuera suficiente, el equipo de Xóchitl Gálvez se desatendió del blanquiazul y le dio apoyo logístico al negriamarillo.

Fuentes tabasqueñas cercanas a la campaña de la hidalguense aseguran que se optó por el sol azteca para no desperdiciar recursos en la campaña del PAN, en un estado donde no llega ni a mil afiliados.

Acaso el único imponderable que pudiera presentarse en los comicios chocos es que se desborde aún más la violencia de alto impacto y eso influya de alguna manera en el resultado, aunque, cuando hay miedo a la hora de votar, el desaliento para ir a las urnas le pega a la oposición, no al partido en el gobierno.

Quizá por eso en la campaña de Morena se observa mucha confianza: en Huimanguillo, ayer, Javier May aseguró que no habrá sorpresas el 2 de junio y que va a obtener un triunfo contundente.

El miércoles, en Cunduacán, el aspirante reiteró que su meta es sacar un millón 200 mil votos.

Como corolario puede asegurarse que en los que va de este siglo ningún abanderado del partido en el poder le había sacado tanta ventaja a sus adversarios como ahora May; asimismo, nunca de 2000 a la fecha la oposición había postulado a cuadros descafeinados.

Para su información…

En donde el lopezobradorismo no puede perder la alcaldía por una cuestión de orgullo es en Comalcalco, de donde es originario Javier May. Pero, además, el vinotinto postuló a un cuadro con presencia más allá del pantano: el senador con licencia Ovidio Peralta, a quien no debe perderse de vista como una de las próximas figuras del movimiento iniciado en 1988 por López Obrador; su adversario más fuerte es el perredista Héctor Peralta Grappín, apodado El Toro. El jueves, en su visita al terruño, el candidato a la Quinta Grijalva dijo, sonriente: “Le vamos a ganar al cartel taurino”. Un sondeo del partido en el poder conocido por este reportero indica que la ventaja de Peralta es amplia, por lo que no existe riesgo de derrota, pese al despilfarro que se muestra en la acera de enfrente, en donde confluyen hasta poderes fácticos.

@RodulfoReyes

Share

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.