mayo 16, 2024

Tabasco: Campañas “calientes” o el derechazo de May 

De Primera Mano/Por Rodulfo Reyes/Villahermosa.- Cuando faltan menos de dos semanas para las elecciones del 2 de junio, las campañas a gobernador subieron de tono con el cruce de acusaciones entre el candidato de Morena-PT-PVEM, Javier May Rodríguez, y el del PRD, Juan Manuel Fócil Pérez.

Puntero indiscutible en las encuestas, el ex titular de Fonatur le conectó un volado de derecha en la mandíbula al senador perredista con licencia que lo hizo trastabillar.

Una primera lectura de ese intercambio es que para el partido en el poder el segundo lugar en la contienda lo ocupa el sol azteca, relegándose a la representante de la alianza PAN-PRI, Lorena Beaurregard de los Santos.

El diferendo comenzó el lunes durante el debate entre candidatos organizado por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT), luego de que Fócil trató de exhibir a May por presuntamente no contar con una carrera universitaria.

Pero la jugada le resultó adversa: el lopezobradorista le recordó su apodo de El rey del moche por la mala fama adquirida cuando fue diputado federal y fue señalado de cobrar el “diezmo” a alcaldes a cuyos ayuntamientos ayudaba a conseguir recursos federales extraordinarios.

Fócil quiso desacreditarlo por solo contar con estudios de preparatoria, pero la respuesta del morenista fue letal por exhibirle en cadena estatal de radio y televisión los nombres de sus empresas con las que, acusó, hace negocios al amparo del poder.

Pero el golpe mortal se lo asestó el martes, cuando lo emplazó a firmar un acuerdo para que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del gobierno federal los investigara a ambos.

El período a indagar sobre la situación patrimonial de ambos abarcaría el tiempo que Fócil fue diputado federal y May presidente municipal y ocupó otros cargos.

“Se la pongo fácil: que nos investiguen a los dos, podemos solicitarle al licenciado Pablo Gómez (titular de la UIF) que haga la investigación”, soltó el morenista.

E insistió en que su contraparte del negriamarillo es El rey del moche y El rey de la opacidad.

May fue más allá y reveló que el perredista no declara la situación de 22 tarjetas bancarias y departamentales, y tampoco ha informado al fisco sobre sus empresas.

Recordó que a Fócil se le apoda El rey del moche desde su etapa en la Comisión de Asuntos Metropolitanos en la Cámara de Diputados federal.

A la fecha, sentenció, la derecha, a la que representa el PRD, actúa como un cartel de empresas que se dedica a contrabandear y vender desde luminarias y un tornillo hasta un helicóptero.

En este tipo de operaciones se evade el fisco y se emiten facturas falsas, agregó, por lo que “funcionan como un cártel”.

El emplazamiento tomó mal parado al senador con licencia, que no aceptó el reto.

Para desviar el emplazamiento, dijo que May primero tiene que explicar cómo construyó su “casa del bienestar”, y luego lo acusó de tener “prestanombres”.

Mas no le tomó la palabra. “Es una posición demagógica (la de May)”, dijo.

May, contratacó, “es un hombre que no tenía dinero, ahora ya tiene mucha solvencia económica, tiene muchos negocios, yo le conozco algunos, se quiénes son sus prestanombres, pero si lo investigan dirá como López Obrador que no tiene ni un peso en alguna cuenta”.

“Que no me diga que es un santo para que lo vengan a investigar porque está muy chueco, hasta ahí me quedo”, señaló.

Según Fócil, el abanderado oficialista

tiene por parte de la Auditoría Superior de la Federación señalamientos por su paso en el Tren Maya y en la Secretaría del Bienestar, “pero sí el presidente López Obrador o lo protegen desde el gobierno federal, no le van a hacer nada”.

Dicho todo lo anterior, descartó acudir voluntariamente a la  Unidad de Inteligencia Financiera, pues no cree que vayan a investigar a su adversario.

“Para qué me voy a poner en manos de Pablo Gómez, lo conozco porque fue un compañero del PRD, pero me van a investigar a mí y no a May“.

Aseveró: “no tienen mucho qué investigarme (sic)”, y agregó: “lo que está solicitando May son puras patadas de ahogado”.

Para su información…

1.- Ayer se cumplieron seis años del asesinato del periodista Juan Carlos Huerta Martínez, sin que la Fiscalía tabasqueña haya informado al menos el estado que guardan las pesquisas. El anterior titular de la institución, Fernando Valenzuela Pernas, aseguró que dejó la carpeta de investigación con un avance del 70 %; en el anterior gobierno, el de Arturo Núñez Jiménez, cuando ocurrió el homicidio, se detuvo a uno de los autores materiales del crimen, pero nunca se llegó al o los que dieron la orden de matar al compañero que en ese momento era el comunicador más importante del edén por conducir el noticiero de televisión con mayor alcance en la entidad y ser copropietario de una estación de radio que empezaba a ganar audiencia.

2.- Si en algún municipio Morena tiene amarrado el triunfo es en Centla, como producto de la operación política para sumar a inconformes a la causa del candidato Saul Armando Rodríguez, quien logró eludir las minas que le dejaron sembradas los seguidores de Adán Augusto López Hernández. El único que sigue haciéndole contracampaña es José Ángel Vasconcelos López, medio hermano de la alcaldesa Lluvia Salas López, pero ya sin los recursos de la comuna solo dispara balas de salva.

@RodulfoReyes

 

 

Share

Da tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.