Agencias/Ciudad de México.- La función UFC 264 ofreció variados nocauts entre ellos el de la gladiadora mexicana Irene Aldana que formó parte de la fiesta de las finalizaciones,sobre la rusa Yana Kunitskaya en el primer asalto.

Ayer, previo a la pelea disputada en el T-Mobile Arena, el ánimo no era el mejor para la nacida en Guadalajara, Jalisco, esto debido a que no pudo dar el peso necesario en la ceremonia de pesaje, con lo que Aldana perdería el 30% de la bolsa.

Ya metidos de lleno en el combate, vimos a una Irene con ímpetu, lanzándose al ataque. Tal vez su pasión desbordada fue lo que le permitió a la rusa asestar par de golpes en el rostro de su rival, sin embargo Aldana no dejó que dichos contactos generaran daño mayor.

La tapatía siguió tirando metralla, golpes y ganchos, dejando la nariz de Yana muy maltrecha apenas en el primer asalto. La rusa no supo responder los embates ya instalada en la lona; Aldana esperó y atacó en cuanto se abrió el espacio y el réferi tuvo que intervenir para detener la pelea.

Gran forma de Irene Aldana de festejar su décima pelea en su carrera dentro de UFC.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.