Agencias/Ciudad de México.- La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó  la apelación de la farmacéutica Johnson & Johnson para revocar una indemnización por daños y perjuicios de 2,120 millones de dólares a mujeres que culparon de su cáncer de ovario al asbesto en el talco para bebés y otros productos de talco de la compañía.

Los jueces dejaron en vigor un fallo de la corte estatal de Missouri en un litigio presentado por 22 mujeres en una demanda colectiva.

El Tribunal de Apelaciones de Missouri, un tribunal de apelaciones estatal intermedio, falló el año pasado en contra de la oferta de J&J de desechar los daños compensatorios y punitivos otorgados a los demandantes, pero redujo el total a 2,120 millones de dólares de los 4,690 millones originalmente decididos por un jurado. J&J afirmó que hay problemas legales sin resolver que continuarán en litigio, aunque enfrenta más de 19,000 reclamaciones similares.

“Los asuntos que estaban ante el tribunal están relacionados con el procedimiento legal y no con la seguridad. Décadas de evaluaciones científicas independientes confirman que Johnson’s Baby Powder es seguro, no contiene asbesto y no causa cáncer”, dijo la compañía. J&J ha argumentado que la decisión de un juez de un tribunal de circuito de Missouri de consolidar otras demandas sobre el talco para bebés de los demandantes, incluidas 17 mujeres de fuera del estado, para un juicio ante un solo jurado violó los derechos de la compañía con sede en New Brunswick, Nueva Jersey.

La Corte Suprema de Missouri, la corte más alta del estado, se negó en noviembre a escuchar la apelación de J&J del fallo de la Corte de Apelaciones de Missouri, lo que llevó a la compañía a apelar ante la Corte Suprema de Estados Unidos. “Esta fue una victoria no solo para las increíbles mujeres y sus familias a quienes tuvimos el privilegio de representar, sino una victoria para la justicia”, dijo Mark Lanier, abogado de los demandantes.

El Tribunal de Apelaciones de Missouri concluyó que era razonable inferir de la evidencia que J&J “ignoró la seguridad de los consumidores” en su búsqueda de ganancias a pesar de saber que sus productos de talco causaban cáncer de ovario. También encontró “reprensibilidad significativa” en la conducta de J&J.

Una investigación de Reuters de 2018 encontró que J&J conocía durante décadas que el amianto, un carcinógeno, estaba presente en sus productos de talco. Los registros internos de la compañía, los testimonios del juicio y otras pruebas mostraron que desde al menos 1971 hasta principios de la década de 2000, el talco crudo y los polvos terminados de J&J a veces dieron positivo en pequeñas cantidades de asbesto.

La compañía dijo en mayo de 2020 que dejaría de vender su talco en polvo para bebés en los Estados Unidos y Canadá, citando cambios en los hábitos del consumidor y lo que llamó “información errónea” sobre la seguridad del producto en medio de numerosas denuncias.

El año pasado, la Corte de Apelaciones de Missouri falló en contra de la solicitud de J&J de anular las indemnizaciones compensatorias y punitivas otorgadas a las demandantes, pero redujo el total a 2,120 millones de dólares desde los 4,690 millones que originalmente decidió un jurado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.